viernes, 21 de junio de 2019

Brownie de limon

¡Buenas tardes! Estos días he estado desaparecida, pero por fin estoy aquí para cumplir mi cita semanal. Más vale tarde que nunca. Así aprovecho también para desearos un feliz verano, porque aunque parezca mentira, hoy comienza la estación estival. Y yo aquí... con mi jersey que no me lo quito hasta el verano que viene me parece a mi...

Ya sabía que esta semana iría con retraso respecto a la receta, y pensé que bueno, viendo la receta que es, brownie de limón, y con lo mucho que le gustó a mi madre, lo publicaría ayer para celebrar su cumpleaños. Pero no fue posible :(

De todos modos no voy a perder la ocasión de felicitarla igualmente. ¡FELICIDADES MAMI! Esta receta va dedicada a ti, como buena amante del limón que eres y por lo mucho que te quiero.
La receta la encontré en el canal de Delicious Martha (os dejo aquí el vídeo) y me decidí a hacerlo. Hacia tiempo que la tenía en mente pero no encontraba una receta que me encantase. Al final me decidí por esta, aunque  no me salió todo lo bien que esperaba. Creo que mi fallo fue que usé un molde demasiado grande y por eso me quedó un brownie super finito. Pero aun así estaba delicioso.

Vamos a por ello. Por un lado estará la receta para el brownie y por otro el glaseado, que le da un toque especial. Y como extra os cuento como hice las rodajas de limón secas que utilicé como decoración.

INGREDIENTES:

Para el brownie de limón:
125 gr. de harina
150 gr. de azúcar moreno
50 gr. de azúcar blanco
150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
3 huevos
2 limones (ralladura y zumo)
1 cucharadita de sal
Para el glaseado:
90 gr. de azúcar glas
20 ml de zumo de limón
La ralladura de un limón

PREPARACIÓN:

Comenzamos con el brownie. En un bol grande ponemos los ingredientes secos, la harina, la sal y los azúcares, y removemos para que se repartan bien por toda la mezcla.

Añadimos la mantequilla a temperatura ambiente. Esto es muy importante porque la mis no estaba lo suficientemente blanda y fue un poco caótico. Tuve que esperar a que se reblandeciera para poder integrarlo en la mezcla de los ingredientes secos. Si veis que no os da tiempo, podéis meterlo unos segundo al microondas.
Con la ayuda de un tenedor o una espátula integramos la mantequilla hasta que os quede una masa suave pero compacta (como en la foto).
En otro bol batimos los huevos con el zumo de limón y la ralladura.
Vertemos una mezcla sobre la otra y batimos hasta que quede todo bien integrado
Preparamos un molde y vertemos la mezcla. En mi caso corté un papel de horno por la mitad y lo coloqué en un molde cuadrado en forma de cruz. De esta manera al tirar de los extremos ya sale bien el brownie. 
Horneamos unos 20 minutos 175ºC o hasta que al pinchar un palillo salga limpio.
Para hacer el glaseado solo hay que añadir la ralladura al azúcar y lo removemos para que se reparta bier. Después vamos añadiendo poco a poco el zumo de limón y removiendo. Cuando tengamos la textura deseada paramos de añadir zumo. Tiene que quedar líquido pero espeso. En la receta pone 20 ml. de líquido (si no queréis un sabor tan intenso a limón, podéis utilizar agua), pero vale más ir probando. En el caso de pasarnos, siempre podemos añadir un poco más de azúcar glas.

Cuando tengamos el brownie frío, lo cubrimos con el glaseado y dejamos que seque un poco antes de consumir. Que si no queréis esperar no pasa nada, pero de esta manera queda como un caparazón de azúcar con sabor a limón delicioso.

Para decorar quise secar unas rodajas de limón. Para ello corté rodajas finas, pero intentando que no se rompiesen mucho y las metí unos 15 minutos al horno sobre una bandeja con rejilla. Aprovechando que me había sobrado limón y que tenia el horno encendido me lancé a la aventura. Y tengo que admitir que queda muy bonito para decorar, pero yo después no me lo comí. De todos modos os lo dejo aquí escrito por si os interesa como decoración.
Y ya estaría. Lo acompañamos con una copitas de cava para celebrar la ocasión, o simplemente para celebrar la vida. Porque una copita de vez en cuando no amarga a nadie, ¿verdad? ;)
Espero que os guste la receta y la probéis este veranito. Una opción de brownie refrescante. Que no todo va a ser chocolate.
Nos vemos muy prontito con más recetas.
Muack! 
Sofía G. Llaca

2 comentarios: