martes, 30 de octubre de 2018

Tarta araña de chocolate. Especial Halloween

¡Buenas! Se acerca el día de Todos los Santos y este año nos tiramos a la vertiente anglosajona celebrando Halloween. No me quiero enrollar mucho porque se avecina una receta muy extensa de la cual estoy muy orgullosa. No digo nada y lo digo todo jajajaj.

Hoy os cuento como preparé esta tarta de chocolate decorada con una araña también de chocolate. Todo hecho en casita (bueno menos el cuerpo de la araña que es un huevo Kinder).
¡Vamos a por ello!

INGREDIENTES:

Bizcocho genovés:
4 huevos L
120 gr. de azúcar
1 pizca de sal
120 gr. de harina de trigo (sustituir 20 gr. por chocolate puro para hacer el bizcocho de chocolate)

Trufa de chocolate (relleno y cobertura):
300 gr. de chocolate para cobertura
600 gr. de natta para montar (35% m.g.)

Almíbar:
100 gr. de azúcar
100 ml. de agua

Decoración:
1/2 huevo de chocolate
Chocolate de cobertura negro y blanco

PREPARACIÓN:

Empezamos por la trufa ya que hay que dejarla reposar una 8 horas o también se puede hacer de un día para otro.

Para ello calentaremos hasta casi hervir la nata y la verteremos sobre el chocolate troceado. Dejaremos reposar un minuto para que ablande el chocolate y removemos. Una  vez bien integrado, cubrimos con papel film tocando la superficie para que no se forme costra y dejaremos reposar hasta que enfríe a temperatura ambiente y después lo meteremos a la nevera.
Llega el momento de hacer los bizcochos genoveses. Son muy sencillos y quedan perfectos para tartas. Ponemos en la batidora los huevos, el azúcar y la sal y dejaremos que se batan al menos unos 10 minutos. Este paso es muy importante porque hará que los huevos tripliquen su volumen y el bizcocho quedará super esponjoso.

Después con la ayuda de una espátula integraremos con suavidad y movimientos envolventes la harina que habremos tamizado previamente (en el caso del chocolate, lo integraos con la harina, lo tamizamos y ya podremos añadírselo a la mezcla de huevos de la misma manera). Intentaremos que no se nos baje mucho la masa. 

Untamos un molde, en mi caso desmoldable de 22 cm, con mantequilla y espolvoreamos un poco de harina para que no se nos pegue. Metemos al horno precalentado a 170ºC unos 20 minutos. Comprobaremos con un palillo que está bien hecho el bizcocho. 

Tendremos que esperar a que enfríe para desmoldar y poder montar la tarta. Los bizcochos también podemos dejarlos preparados el día anterior.
Cuando vayamos a montar la tarta será el momento de preparar el almíbar y la araña de chocolate.

Para preparar un almíbar básico para tartas pondremos el azúcar y el agua en un cazo a potencia media. Dejaremos que el azúcar se deshaga. Pasamos a un biberón de cocina y dejamos que atempere un poco.

Finalmente llegó el momento de preparar la araña de chocolate. Partimos el huevo a la mitad por donde indica y eso será el cuerpo de la araña. Derretimos un poco de chocolate en el microondas a periodos cortos de tiempo y removiendo para que no se nos queme. Sobre un papel de horno y con la ayuda también de un biberón de cocina o una jeringuilla con las que nos daban las medicinas haremos una especie de V que serán las patas de nuestra araña. Como veis yo hice de más por si la liaba después al montarlo. Metemos unos minutos en la nevera hasta que solidifique.
Con la ayuda de chocolate derretido pegaremos las patas al cuerpo. Con el chocolate restante y para que no se notase tanto la unión de las paras, cubrí un poco la araña. Así también queda un poco más terrorífica.

MONTAJE:

El montaje es muy sencillo. Primero tenemos que cortar cada bizcocho por la mitad con cuidado. Yo he utilizado una lira de pastelería y sale perfecto.
Después tenemos que rociarlos con bien de almíbar, porque aunque es muy esponjoso, puede resultar un poco seco. Para esto existe el almíbar y la crema, ¿no?
Después pondremos la base de nuestra tarta en un plato giratorio si lo tenemos, ya que será mucho más sencillo para trabajar. Normalmente se utilizan unas bases de cartón, pero yo no tenía. Eso no impide para nada el proceso, yo por ejemplo me baje "al chino" a por un plato de pulpo de esos de madera de 24 cm. (la tarta es de 22) y para utilizar la parte plana lo puse boca abajo. ¿Me explico? Igual lo veis mejor en la foto.
Ponemos nuestra primera capa de bizcocho sobre la base y untamos con trufa de chocolate. Por favor sed más generosos que yo, porque tenia miedo de que no fuese suficiente y al final me sobro casi la mitad por lo tacaña que fui.

Después es seguir con capa de bizcocho y capa de trufa. Yo intercalé el bizcocho natural con el de chocolate, y como truco el último bizcocho que utilicé fue la base de uno de ellos, ya que es más perfecto para que quede un acabado más liso. Lo veis más claro en las fotos, que prefiero pecar por exceso de imágenes a que no se me entienda bien.

Finalmente cubrimos la tarta entera con lo que nos quede de trufa y alisamos con una espátula o el utensilio que tengamos y nos resulte más fácil. Metemos en la nevera para que vuelva a coger un poco de consistencia la crema y poder decorar la tarta.
Mientras tenemos la tarta en la nevera podemos montar la araña de chocolate si no lo hemos hecho ya, o ir derritiendo el chocolate blanco, al igual que hicimos con el negro, para dibujar la tela de araña sobre la tarta.

Cuando saquemos la tarta de la nevera procedemos a la decoración. Muy sencilla pero chula. Partiendo del centro hacemos lineas hasta los extremos con el chocolate blanco. Después uniremos cada linea con arcos para formar la tela de araña. Para ello podemos usar un biberón de cocina o en mi caso utilicé este artilugio que me vino en un set de macarons. La verdad es que me salía un poco de aire porque era poco chocolate para tanto recipiente, pero bueno al final resultó.
Como broche de oro colocamos la araña sobre la tarta y ya lo tenemos listo.

Os aconsejo meter la tarta en la nevera hasta que se vaya a consumir, de esta manera evitaremos que la crema pierda consistencia.

¿Que os parece? A mi me están entrando ganas de volver a hincarle el diente, pero esta vez os toca a vosotros.... yo ya me he puesto las botas este fin de semana.

Mientras hacia las fotos se me olvido enseñaros el corte, así que de manera menos preparada hice esta foto antes de que lo quitasen de las manos. Es lo malo de vivir conmigo, que siempre estoy haciendo a mi familia esperar para poder sacar fotos. Creo que ya están un poco hasta el moño, pero yo seguiré haciéndolo jijiji
Espero que os guste y os animéis a hacerla. Tal vez no con la temática de Halloween, pero la tarta de chocolate en sí.
Y otra cosina, quería preguntaros, ¡os gustan estos paso a paso con muchas fotos o lo preferías más corto? Igual me motivo mucho con las imagenes y con algunas menos sería menos coñazo. Dejadmelo en comentarios o en las redes sociales.

Nos vemos la próxima semana con más recetas.
Muack!
Sofía G. Llaca