martes, 18 de septiembre de 2018

Gnocchi de patata con salsa pesto

Buon Giorno!  Un altro bel martedì e una nuova ricetta! Pues como veis hoy vengo un poco italiana,y no es para menos con esta receta megatípica que os traigo. Hoy vamos a cocinar Gnocchi (o ñoquis) de patata, una receta muy resultona y muy sencilla. Y para acompañarla yo he hecho una salsa pesto, porque soy una fan de la albahaca, aunque le va bien cualquier otra salsa carbonara, de tomate fresco, de queso, etc.

Los gnocchi que yo me hice eran una versión vegana, libre de huevo, pero os explicaré también como hacer los normales.

                                          

Ingredientes para los gnocchi

1 kg. de patata (de la de cocer)
200 gr. de harina de trigo
Sal
Nuez moscada
*Normalmente llevan huevo, 2 yemas, que yo he suprimido. Si queréis echar el huevo deberéis echar también algo más de harina.

Preparación

Para cocer las patatas ponemos a calentar una olla con agua, calculando que las patatas deben quedar cubiertas. Cuando empiece a hervir echaremos las patatas con piel (para que no se deshagan). Hay que dejarlas cocer unos 40 minutos más o menos (dependiendo de su tamaño). Deben quedar bien cocidas, lo que comprobaremos pinchando un cuchillo. Una vez cocidas, pelamos las patatas aun calientes. Si las dejas enfriar se pelan peor.

Pasamos las patatas cocidas por un prensapuré, un pasapuré o similar. También podemos desmenuzarlas finamente con un rallador y hacerlas puré con un tenedor. Este paso es importante para que la masa de nuestros gnocchi de patata quede bien homogénea.

Añadimos la harina, una pizca de sal y nuez moscada al gusto, (*si no estáis realizando una masa vegana, aquí es donde debéis añadir las yemas de huevo) poco a poco mientras mezclamos la masa. Cuando hayamos añadido toda la harina amasaremos bien hasta conseguir una textura uniforme.

Le damos forma de cilindro a la masa, normalmente los gnocchi tienen unas rallas muy características que yo las he hecho apretando un poco la masa con un tenedor. Y los dejamos reposar 10 minutos tapados con un paño limpio.

Ponemos a calentar agua en una olla y cuando entre en ebullición echamos los gnocchi. Si la olla no es suficientemente grande, habrá que hacerlo por tandas. Cuando empiecen a flotar estarán listos, por lo que iremos retirándolos con la ayuda de una espumadera y añadiremos la siguiente tanda, si es el caso.


Ingredientes salsa pesto 

1 1/2 taza de albahaca finamente picada
2 dientes de ajo
3/4 taza aceite de oliva extra virgen
1/4 taza de piñones, almendras o nueces molidas (tú decides cual utilizar)
Sal al gusto (recomiendo un poco menos de 1/4 cucharadita)

Preparación.

Separamos las hojas de albahaca del tallo (no lo utilizamos porque amarga y estropea el resultado), las lavamos y secamos a conciencia. Para ello, las extendemos sobre una hoja de papel absorbente de cocina, colocamos otra hoja encima y presionamos ligeramente con la palma de la mano, con cuidado de no romper ninguna hoja.

Eliminar toda el agua es un paso importante, así que hay que tomárselo con calma. La albahaca es una planta muy delicada que tiende a oxidarse con facilidad. Cualquier gota de agua o cualquier desgarro de las hojas producirá un cambio en el color de nuestro pesto, volviéndolo oscuro en lugar de quedar de un verde brillante y claro.

Mientras las hojas de albahaca se secan, pelamos los dientes de ajo, los cortamos en dos, a lo largo, y retiramos el germen. Colocamos todos los ingredientes en el vaso de un robot de cocina, junto con la mitad del aceite y una pizca de sal, y trituramos. Y ya tenemos nuestra salsa pesto.


¡Feliz martes!

❤ C. García.