sábado, 24 de febrero de 2018

Cómo hacer buttermilk casero

¡Sorpresa! Esta semana hay doble receta. Si si, no me lo creo ni yo. 

La cuestión es que el próximo martes tengo preparada una receta para la que se necesita buttermilk, un ingrediente que yo al menos no encuentro en ningún supermercado cercano. Por lo que he podido comprobar, en muchas recetas inglesas y americanas se utiliza este ingrediente, por lo que me parecía interesante hacer un post de cómo prepararlo en casa. Ya en alguna ocasión lo he utilizado, como por ejemplo en la tarta Red Velvet, pero siempre será más fácil de encontrar si tenemos un post dedicado exclusivamente a esta mini receta, ¿no?

Aunque la versión que vamos a hacer no es exactamente lo mismo que la original, pero cumple su función.

La buttermilk o suero de leche original es el suero que se extrae al batir la nata para hacer la mantequilla. Por eso el nombre en inglés "mantequilla-leche". Si os apetece conocer mejor el origen de este ingrediente os recomiendo leer el post de Directo al Paladar en el que habla sobre ello (pincha aquí), es muy interesante.

Ahora vamos a por ello, ya veréis que es de lo más sencillo que existe.

INGREDIENTES
500 ml de leche
1 limón

PREPARACIÓN

Simplemente hay que exprimir el limón y añadírselo a la leche, revolver un poco y esperar, unos 10 minutos, a que el limón haga su magia. 
Parecerá que se corta la leche, pero en realidad es lo que estamos buscando.

En la receta del lunes necesitaremos 450 ml., pero no hace falta que hagáis los 500 ml. que pongo aquí. Será igual, 450 ml. de leche y el zumo de un limón. Eso si, en el caso de que en otra receta necesitemos 250 ml., solo utilizaremos medio limón. Es ir jugando un poco con las cantidades, para así no hacer de más y que luego no tengamos otra manera de aprovecharlo y acabemos tirándolo.

Bueno y menudo rollo que os acabo de soltar para una mini receta jajajaja. Si me doy cuerda no paro...

Espero que estéis teniendo muy buen fin de semana y que os guste esta sorpresina. Aunque en realidad en sí no es una receta, pero es muy útil para poder hacer otras ;)

Ya en nada vuelvo por aquí con una receta de la que estoy muy orgullosa. Ya veréis por qué :D

¡A disfrutar del finde!
Muack!
Sofía G. Llaca