martes, 6 de febrero de 2018

Cinta de lomo rellena de jamón y queso


¡Buenos días! Parece que llego el invierno en todo su esplendor con esta bajada de temperaturas y nieve por todas partes. Y yo que no estoy acostumbrada a la nieve me vuelvo loca cuando la veo jajaja

Con este frío lo único que nos apetece es un buen plato de cuchara, sin embargo eso no es lo que proponemos hoy, pero ya os digo que también entraréis en calor :)

Hace unos fines de semana tuvimos una comida familiar en casa y mi madre llevaba tiempo queriendo preparar un lomo relleno, así que esta fue la oportunidad. Un plato un poquito especial que si os gusta también lo podéis transformar en receta romántica para este San Valentín. Esta versión que os presento es a gran escala, ya que éramos muchos, pero podéis hacerlo en individual, o también en vez de utilizar cinta de lomo de cerdo, podéis hacerlo con solomillo que es una carne un poco más especial. Es solo utilizar la imaginación y transformar una receta en función de nuestros gustos.

En fin, a lo que iba, la receta. Hoy os mostramos como hacer cinta de lomo rellena de jamón y queso y envuelta en bacon. Todo muy ligerito ¿verdad? jajaja. Vamos a ello.

INGREDIENTES:
1 Kg. de cinta de lomo fresca abierta en libro
200 gr. de bacon ahumado
120 gr. de jamón serrano (unas 10 lonchas)
120 gr. de queso en lonchas que funda bien (por ejemplo gouda)
Sal

PREPARACIÓN:

Comenzamos precalentando el horno a 220 ºC.

Ahora nos ponemos manos a la obra. Primero salamos el lomo por la cara exterior. Después lo abrimos y colocamos el jamón y el queso. Vamos haciendo primero una capa de jamón y después otra de queso. Depende de como repartamos el jamón y el queso podemos hacer solo una capa de cada cosa, o hacer dos finitas. Lo que si tenemos que tener en cuenta es que a la hora de poner el queso, no llegar hasta justo el borde del lomo porque si no se nos saldrá demasiado. Que ya os aviso que algo se va a salir (y queda muy rico tostadito), pero vamos a intentar que no sea demasiado.
Enrollamos con cuidado el lomo de nuevo y toca cubrirlo con bacon. Queda bastante gordito y una loncha de bacon no da para enrollarlo alrededor, así que lo que hacemos es poner primero cobre la superficie de una tabla la mitad de las lonchas de bacon, un poco montadas entre ellas, como veis en la foto.
Ponemos la cinta de lomo encima y repetimos la operación, pero esta vez sobre el lomo. Para unir los extremos del bacon nos ayudaremos de unos palillos. No los clavéis hasta el fondo, porque si no luego será más difícil sacarlos.
Colocamos el lomo relleno sobre una bandeja de horno con una rejilla para que la grasa caiga debajo y además se haga de manera homogénea. A veces no me explico muy bien, así que podéis ver el tipo de bandeja de la que hablo en la foto o al final de este post os dejo un ejemplo.
Lo mete unos 50-60 minutos en el horno y lo tenemos listo. Veréis que el bacon queda crujiente, que es una de las cosas que más me gustan en este mundo.
Como acompañamiento podéis pochar un poco de cebolla con el jugo que suelta la carne. Necesitaréis una cebolla cortada en juliana, el jugo de la carne y una copita de coñac. Este jugo lo podéis sacar unos diez minutos antes de que esté hecha la carne, así la cebolla estará lista a la vez y no correremos el riesgo de que el lomo se nos enfríe.

En una sartén ponéis a fuego suave la cebolla con el jugo y dejamos que se poche bien. Cuando ya tenemos la cebolla bien blandita añadimos el coñac y dejamos que reduzca y se evapore el alcohol. 
Esta cebollita le da un toque especial a la carne y queda delicioso. En este caso también preparamos unas bolitas de patata, para que fuese un poco diferente y no hacer siempre patatas fritas para acompañar. Si queréis os puedo contar en otro post como hacerlas.
No me diréis que no tiene buena pinta. Ahora tendríamos que cortarlo en lonchas finas y lo emplatamos con unas bolitas de patata y un poco de cebollita y tenemos un plato estupendo.

Espero que os animéis a probarlo y que este tutorial fotográfico os sea de ayuda. Hay veces que me salen recetas muy visuales como esta y otras que no lo son tanto. Intento sacar el máximo de fotos posibles cuando hay un paso a paso como este, porque me parece lo mejor para poder hacer a la perfección las recetas y porque igual, a veces, no me explico tan bien como me gustaría, así siempre tengo un apoyo fotográfico para que se pueda seguir la receta fácilmente. A vosotros, ¿que os parece? ¿Os gustan este tipo de post? Me lo podéis decir en los comentarios o por mail, bueno... también tenemos redes sociales si os interesan ;)

Bueno aquí me despido hasta el martes que vienes. ¡Feliz semana!

Muack!
Sofía G. Llaca


P.D.: Como os comenté antes y ya que esta vez utilizamos una bandeja de horno un poco especial os quería mostrar una no muy cara que encontré por Amazon, por si os interesa.