jueves, 25 de enero de 2018

Pollo a la cerveza fácil

¡Hola! Ya vuelvo por aquí. Parece que no empiezo bien el año porque voy todas las semanas apurada con la receta. Pero bueno, ya no tengo muchos más compromisos que me hagan irme de viaje en un futuro cercano, así que podré organizarme un poco mejor :)

Hoy vengo con una receta suuuuuper sencilla y que está buenísima. Si os gusta el pollo os aseguro que esta manera de hacerlo os va a encantar. Iba a preparar pollo al ajillo, que básicamente en casa lo preparamos igual pero con vino blanco, pero como no teníamos vino en la nevera, así que acabó siendo pollo a la cerveza. Y no os asustéis si como a mi no os gusta la cerveza, porque le da un gusto buenísimo, os lo aseguro.

La receta es para tres raciones, pero calculad una zanca por comensal y el resto de proporciones no varían mucho ya que van un poco al gusto de cada uno. Aquí os pongo una aproximación de como lo hacemos en casa, pero que es más bien a ojo.

INGREDIENTES:

3 zancas de pollo partidas a la mitad y sin piel
Ajo picado (bastante, al menos 3 o 4 dientes)
1 pastilla de Avecrem
Perejil (aproximadamente una cucharada, si, también es bastante jaja)
250 ml. de cerveza
Aceite
PREPARACIÓN:

En una tartera ponemos un chorretón de aceite y sofreímos un poco el ajo.
Ponemos el pollo para que se selle y coja un poco de color antes de añadir el resto de ingredientes.
Cuando ya tenemos el pollo sellado añadimos el perejil, la pastilla de avecrem desmenuzada y la cerveza.
Dejamos que hierva subiendo un poco el fuego, ya que hasta ahora lo teníamos a una temperatura media (mi cocina llega hasta el 9 y lo tenía en el 5).
Cuando hierva volvemos a bajar a temperatura media (seguirá al chop-chop-chop) y lo dejamos cocinar aproximadamente una hora dándole vueltas al pollo para que se haga bien por todas partes. A medida que le damos vueltas veremos que se va deshaciendo, ahí sabremos que esta hecho.
Y así de sencillo lo tenemos ya listo para servir con unas patatas o lo que más os guste. Tengo que admitir que en mi casa somos muy patateros, así que es siempre lo que utilizamos de acompañamiento. Pero podéis preparar una ensalada, unas verduras salteadas o un poco de arroz.
Espero que lo probéis y me digáis si os gusta o si cambiaríais algo. Cada uno tiene su toque y siempre viene bien renovar alguna receta o darle un giro diferente.

¿Os gustan este tipo de recetas sencillas para el día a día? Ya se que hemos empezado el año con muchas recetas saladas y me gustaría saber que opináis. De todos modos estoy segura de que la semana que viene ya empezaré con las dulces, porque volvemos a estar de celebración en casa y pretendo hacer algún postre rico rico. Además de que tengo más ideas dulces en mente, pero ya sabéis que se admiten sugerencia ;)

¡Ya me despido por hoy hasta la semana que viene! Pero seguiré por las redes sociales, a ver si les doy un poquito de vidilla jajajaja
¡Feliz fin de semana, que ya no queda nada! 

Muack!
Sofía G. Llaca