sábado, 23 de diciembre de 2017

Turrón de yema

¡Navidad, navidad, dulce navidad!

Hoy os traemos una receta que nació como receta de aprovechamiento y hoy es una estrella más de nuestra mesa navideña: turrón de yema.

Este turrón nació en Cataluña, para aprovechar las yemas que les quedaban de hacer los otros turrones, y de paso buscando un turrón que recordase al sabor de la crema catalana.  Pero bueno sin más preámbulo vamos a la receta.

Ingredientes:
50 ml. de agua
125 gr. de azúcar común
Ralladura de una naranja  o de un limón (yo utilicé limón)
3 yemas
250 gr. de almendra (entera o molida)
Azúcar común para el caramelo de la terminación.

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es moler la almendra (si no la hemos comprado molida ya). 

Ponemos las yemas en un bol con la ralladura de naranja/limón, mezclamos bien con varillas y reservamos.

Verteremos en un cazo el agua y agregamos el azúcar. Llevamos al fuego hasta formar un almíbar revolviendo al principio para ayudar a diluir el azúcar. En este paso sería de utilidad el uso de un termómetro, así sabrías que al alcanzar los 115º de temperatura el almíbar estaría listo, sino lo tienes (como me ocurrió a mi), a ojo, espera a que espese un poco, eso se produce a los 8-10 minutos de cocción a fuego medio. 

Cuando el almíbar esté en su punto, retíralo del fuego y añádelo en un chorrito minúsculo, casi en hilo sobre las yemas batiendo con las varillas sin parar.

Agrega la almendra en dos tandas, primero la mitad y mezcla con una espátula enérgicamente y a continuación el resto, sigue mezclando hasta integrar.

Ahora debemos espolvorear azúcar glasé sobre el molde, antes de añadir el turrón. Una vez añadido el turrón al molde, dejamos en la nevera entre seis y ocho horas. Una vez pasado este tiempo desmoldamos, espolvoreamos azúcar por encima y requemamos para conseguir ese efecto. Y tenemos nuestro turrón.


¡Feliz Navidad!