martes, 26 de diciembre de 2017

Marquesas de Navidad

¡Feliz Navidaaad! 

Como tradición en mi casa desayunamos marquesas en Navidad. Siempre las solemos comprar, pero este año he decidido que qué mejor que hacerlas en casa. Así que mientras veía la Lotería de Navidad (otra tradición, no perderse la Lotería) me puse manos a la obra.

Las marquesas es un dulce típico de estas fechas, que como sabréis son como magdalenas de almendra, usualmente planitas (menos las mías, que como digo yo, son rústicas) y con azúcar glás espolvoreado. Un auténtico manjar pero también bastante potentes. Una de estas en los desayunos de estas navidades, más algún que otro trocito de turrón, no falla.

INGREDIENTES:
250 gr. de almendra molida
120 gr. de azúcar glás
100 gr. de azúcar
40 gr. de harina
40 gr. de maizena
1 cucharadita de levadura
4 huevos
La ralladura de medio limón

PREPARACIÓN:

1. Comenzamos precalentando el horno a 180ºC.
2. Ahora ya nos ponemos manos a la obra. Primero mezclamos la almendra con el azúcar glás y el limón.
3. Batimos un poco los huevos y los integramos.
4. Añadimos el azúcar.
5. Tamizamos la harina, la maizena y la levadura y lo mezclamos con el resto de la masa. Nos quedará una textura gordita y un poco grumosa debido a la almendra.
6. Repartimos la masa en las cápsulas.
7. Horneamos durante unos 15 minutos aproximadamente, pero ya sabéis que es mejor ir comprobándolo con un palillo o cuchillo hasta que salga limpio.
8. Dejamos enfríar y espolvoreamos con abundante azúcar glás.
9. Desayunamos!!!

 Con esta última foto del paso a paso quería contaros la historia, breve pero bonita, de ese Papá Noel tan viejito. Me dijo mi madre este año, mientras colocaba los polvorones, que ese Papa Noel no puede faltar en nuestras mesas de Navidad porque aunque esté tan viejito tiene mucho significado, ya que lleva en la familia desde la primera Navidad de casados de mis abuelos. Osea que esa bandejita tan simpática tiene mas de 55 años y ahí sigue al pie del cañón, y espero que siga por muchos años más.

Y ahora me despido hasta la próxima receta con esta foto tan bonita que mi hizo mi hermano. De vez en cuando se cuelan por el blog fotos suyas, que aunque sea fotógrafo me cuesta un triunfo que quiera hacerme fotos. Serán cosas de hermanos jajaja pero a veces lo consigo.


¡¡Sean felices!!
Muack