martes, 26 de diciembre de 2017

Marquesas de Navidad

¡Feliz Navidaaad! 

Como tradición en mi casa desayunamos marquesas en Navidad. Siempre las solemos comprar, pero este año he decidido que qué mejor que hacerlas en casa. Así que mientras veía la Lotería de Navidad (otra tradición, no perderse la Lotería) me puse manos a la obra.

Las marquesas es un dulce típico de estas fechas, que como sabréis son como magdalenas de almendra, usualmente planitas (menos las mías, que como digo yo, son rústicas) y con azúcar glás espolvoreado. Un auténtico manjar pero también bastante potentes. Una de estas en los desayunos de estas navidades, más algún que otro trocito de turrón, no falla.

INGREDIENTES:
250 gr. de almendra molida
120 gr. de azúcar glás
100 gr. de azúcar
40 gr. de harina
40 gr. de maizena
1 cucharadita de levadura
4 huevos
La ralladura de medio limón

PREPARACIÓN:

1. Comenzamos precalentando el horno a 180ºC.
2. Ahora ya nos ponemos manos a la obra. Primero mezclamos la almendra con el azúcar glás y el limón.
3. Batimos un poco los huevos y los integramos.
4. Añadimos el azúcar.
5. Tamizamos la harina, la maizena y la levadura y lo mezclamos con el resto de la masa. Nos quedará una textura gordita y un poco grumosa debido a la almendra.
6. Repartimos la masa en las cápsulas.
7. Horneamos durante unos 15 minutos aproximadamente, pero ya sabéis que es mejor ir comprobándolo con un palillo o cuchillo hasta que salga limpio.
8. Dejamos enfríar y espolvoreamos con abundante azúcar glás.
9. Desayunamos!!!

 Con esta última foto del paso a paso quería contaros la historia, breve pero bonita, de ese Papá Noel tan viejito. Me dijo mi madre este año, mientras colocaba los polvorones, que ese Papa Noel no puede faltar en nuestras mesas de Navidad porque aunque esté tan viejito tiene mucho significado, ya que lleva en la familia desde la primera Navidad de casados de mis abuelos. Osea que esa bandejita tan simpática tiene mas de 55 años y ahí sigue al pie del cañón, y espero que siga por muchos años más.

Y ahora me despido hasta la próxima receta con esta foto tan bonita que mi hizo mi hermano. De vez en cuando se cuelan por el blog fotos suyas, que aunque sea fotógrafo me cuesta un triunfo que quiera hacerme fotos. Serán cosas de hermanos jajaja pero a veces lo consigo.


¡¡Sean felices!!
Muack

sábado, 23 de diciembre de 2017

Turrón de yema

¡Navidad, navidad, dulce navidad!

Hoy os traemos una receta que nació como receta de aprovechamiento y hoy es una estrella más de nuestra mesa navideña: turrón de yema.

Este turrón nació en Cataluña, para aprovechar las yemas que les quedaban de hacer los otros turrones, y de paso buscando un turrón que recordase al sabor de la crema catalana.  Pero bueno sin más preámbulo vamos a la receta.

Ingredientes:
50 ml. de agua
125 gr. de azúcar común
Ralladura de una naranja  o de un limón (yo utilicé limón)
3 yemas
250 gr. de almendra (entera o molida)
Azúcar común para el caramelo de la terminación.

Preparación:

Lo primero que debemos hacer es moler la almendra (si no la hemos comprado molida ya). 

Ponemos las yemas en un bol con la ralladura de naranja/limón, mezclamos bien con varillas y reservamos.

Verteremos en un cazo el agua y agregamos el azúcar. Llevamos al fuego hasta formar un almíbar revolviendo al principio para ayudar a diluir el azúcar. En este paso sería de utilidad el uso de un termómetro, así sabrías que al alcanzar los 115º de temperatura el almíbar estaría listo, sino lo tienes (como me ocurrió a mi), a ojo, espera a que espese un poco, eso se produce a los 8-10 minutos de cocción a fuego medio. 

Cuando el almíbar esté en su punto, retíralo del fuego y añádelo en un chorrito minúsculo, casi en hilo sobre las yemas batiendo con las varillas sin parar.

Agrega la almendra en dos tandas, primero la mitad y mezcla con una espátula enérgicamente y a continuación el resto, sigue mezclando hasta integrar.

Ahora debemos espolvorear azúcar glasé sobre el molde, antes de añadir el turrón. Una vez añadido el turrón al molde, dejamos en la nevera entre seis y ocho horas. Una vez pasado este tiempo desmoldamos, espolvoreamos azúcar por encima y requemamos para conseguir ese efecto. Y tenemos nuestro turrón.


¡Feliz Navidad!

martes, 19 de diciembre de 2017

Muñecos de jengibre

¡Ya casi casi están ahí esos días tan señalado! No se vosotros, pero yo ya tengo la cabeza a mil por hora pensando en todas las recetas que quiero y tengo que hacer. Unos básicos que nunca faltan en mi mesa navideña son el turrón de chocolate, que además es super hiper fácil de preparar, las figuritas de mazapán y los polvorones. Os dejo las recetas enlazadas por si os apetece echarles un ojo.
Este año por fin me he decidido a preparar algo que llevaba muchísimo tiempo con ganas de hacer, los famosos muñecos de jengibre o gingerbread man. Con este fin de semana de lluvia y viento no había mejor plan que encender el horno y pasarse una tarde haciendo galletas. Además de que son muy divertidas, ya que después te entretienes decorándolas, como si fuese una manualidad. Si tenéis niños por casa, hijos, primos... se lo pasarían en grande, os lo aseguro.
Aquí tenéis la receta con un paso a paso fotográfico para que os sea de ayuda. Ya veréis que es una receta muy sencilla.


INGREDIENTES:
400 gr. de harina
200 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
100 gr. de azúcar moreno
1 huevo
80 gr. de miel
1 cucharadita de jengibre
2 cucharaditas de canela
Lápices pasteleros de colores (yo utilicé estos)

PREPARACIÓN:

1. Tamizamos los ingredientes secos, es decir la harina y las especias, y reservamos. 

2. En un bol blanqueamos la mantequilla y el azúcar. Esto quiere decir que lo batimos hasta que obtengamos una crema suave.
3. Añadimos el huevo. No os preocupéis si la crema parece que se nos corta, porque no es así, después veréis que quedara una masa homogénea. 
4. Integramos la miel.

5. Ahora que ya tenemos todos los ingredientes húmedos (si, en esta categoría incluimos el azúcar) pasamos a ir añadiendo poco a poco los secos que habíamos reservado anteriormente. Vamos echando la harina en veces, esperando a que este bien integrada para seguir. Es muy importante no amasar demasiado la masa porque si no las galletas nos pueden quedar un poco duras.
6. Partimos la masa en dos, para que a la hora de estirarla nos sea más cómodo, y lo envolvemos en papel film. Dejamos reposar en la nevera por lo menos 15 minutos. Si lo hacemos de un dia para otro, deberemos sacarlo un poco antes para que no este muy dura la masa y podamos trabajarla bien.
7. ¡Llega el momento de estirar! Con un rodillo estiramos la masa sobre una superficie enharinada para que no se nos pegue. Aquí es donde yo metí la pata he hice una galletas demasiados final que luego se me quemaron en el horno (menos mal que fueron solo una pacas y aprendi para la siguiente bandeja, que importante es el "prueba y error" para mejorar). Aprended de mis errores y estirar la masa hasta que tenga un grosos de medio centímetro o un poquitín más.
8. Volvemos a meter la masa en la nevera para que vuelva a endurecer un poco, porque después de trabajar con ella se reblandece y para cortar los muñecos se hace un poco más difícil. Unos 10-15 minutos en la nevera y esta perfecto para seguir.

9. Con un cortador en forma de muñeco cortamos la masa. Vamos a intentar apurar el espacio al máximo para que nos salgan más muñecos de una vez. Después amasamos la masa y volvemos al paso 6 para seguir haciendo muñecos. Si queréis poder utilizar más formas de cortadores, eso ya es dejar volar la imaginación.
10. Metemos nuestros muñequitos en el horno precalentado a 180 ºC por unos 10-12 minutos. Tenemos que esta pendientes porque cada horno es un mundo y también depende del grosor de las galletas.  
11. Sacamos las galletas y dejamos reposar un par de minutos en la bandeja para que no se nos rompan al traspasarlas a una rejilla para que enfríen por completo.

12. Una vez tenemos las galletas completamente frías podemos pasar a decorarlas. Este paso les va a encantar a los más peques de la casa. Se suele decir que no hay que jugar con la comida, pero seamos sinceros, ahora es el momento de jugar y  decorarlas como más nos guste.
Para decorar las galletas, como veis, utilicé unos lápices pasteleros en vez de hacer mi propia glasa. Me decanté por ellos porque es la versión más sencilla y además son muy fáciles de utilizar. Sin embargo hacerlo con manga pastelera, si sois como yo, un poco patosos, os resultara bastante más engorroso. Además de que si lo hacéis en familia, con niños o con amigos también es muchísimo más cómodo. Estos lápices los encontré en la sección de repostería de mi supermercado habitual. También los hay de chocolate si lo preferís. 
Como complemento de los lápices pasteleros podéis utilizar otras decoraciones de pastelería como confeti, bolitas de colores, pepitas de chocolate...
Ahora os quiero enseñar un truquito para convertir los muñecos de jengibre en renos. Simplemente hay que darles la vuelta y decorarlos de esta manera:
Por cierto, otra idea es hacer un pequeño agujerito en las galletas antes de meterlas en el horno para ponerles un lazo y colgar las galletas del árbol de navidad. Hay un sin fin de posibilidades.
¿Qué os parece? ¿Os animáis a preparar estos simpáticos muñecos (o renos) de jengibre? Yo definitivamente me voy a poner a buscar más corta pastas y a hacer otras figuras para decorarlas. 


¡Feliz día!

jueves, 14 de diciembre de 2017

Trufas de chocolate

¡Buenaaas! Volvemos por aquí (un poco tarde) con otra receta perfecta para las fiestas que se avecinan. Y de esas chulas que nos gustan, pocos ingredientes, fácil y rápida de hacer. Lo perfecto si esperamos gente en casa y no tenemos mucho tiempo. Así que vamos a preparar unas trufas de chocolate.

Me he informado un poco y he aprendido que su origen viene de Francia, cuando el chocolatero Louis Dufort las elaboró para una fiesta de Navidad en 1895. Para ello en vez de hacer bombones de aspecto cuidado, optó por darles un toque irregular, negro y rugoso, dando lugar a estas delicias. Se cree que el aspecto deriva de las trufas que se sacan de la tierra, por ello el que simulen con la cobertura de cacao en polvo lo que sería la tierra. Y aquí sigue este manjar, sin variar la forma y la apariencia ya que son perfectas tal y como son. 


INGREDIENTES:

200 gr. de chocolate de cobertura
50 gr. de mantequilla derretida
75 ml. de nata de repostería
Cacao en polvo


PREPARACIÓN

1. Empezamos derritiendo el chocolate lentamente al baño María.
2. Cuando tengamos el chocolate bien fundido lo apartamos del fuego y añadimos la mantequilla y la nata. 
3. Removemos con suavidad hasta que estén todos los ingredientes integrados. Este sería el momento de añadir un chorrito de cognac si nos apetece.
4. Dejamos reposar en la nevera un mínimo de 1 hora para que se endurezca la masa. Si la dejáis reposar de un día para otro, sacarla un rato antes de ir a hacer las bolitas porque si no estará como una piedra.
Con la ayuda de una cucharita cogemos porciones de chocolate y formamos bolitas
5. Pasamos las bolitas por cacao en polvo y listo.

Como sabéis trabajar con chocolate es de lo más engorroso que hay, así que preparaos para llenaros enteros de chocolate. Además, ya aviso (y como veréis en las fotos), conseguir que las trufas salgan redondas perfectas es un poco.... digamos que dificil. Pero oye, lo importante es el sabor ¿no? Y como decía antes, su forma es irregular y rugosa. Así que, estaran perfectas siempre.

Y ya está, en pocos pasos las tenemos listas. ¿Quién las va a preparar estas Navidades en vez de comprarlas? Yo definitivamente jajaja

Empieza la cuenta atrás, y queda semana y media... ¡yujuuu!


¡La semana que viene otra receta festiva!
Muack!

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Pan de chocolate y naranja (en panificadora)

¡Buenas! Otra semana más volvemos a aquí, ya está aquí diciembre y de su mano como cada año viene ese maravilloso espíritu navideño que nos mete en la cocina para preparar mil recetas ricas que compartir con nuestros seres queridos.

Así que hoy vamos a preparar una rica receta que poder disfrutar con un café caliente sentados frente a la chimenea. Hoy haremos ¡Pan dulce de chocolate y naranja confitada! Además esta receta me permite seguir dándole uso a mi nuevo juguete: la panificadora. Como es una receta en panificadora es súper fácil y podemos prepararla mientras hacemos otras cosas.

INGREDIENTES:

350 gr. de agua
3 cucharadas de miel claras
40 gr. de mantequilla (temperatura ambiente)
1O gr. de sal
350 gr. de harina blanca de fuerza 
150 gr. de harina integral
1 cucharadita de levadura de panadería en polvo
50 gr. de pepitas de chocolate
20 gr. de naranja confitada


PREPARACIÓN:

Añadir todos los ingredientes mencionados, en el mismo orden que aparecen, menos el chocolate y la naranja.

Programar la panificadora: el menú de pan dulce, peso 750 gr. y tueste medio.

Añadir los tropezones cuando la maquina nos avise.

¡Et voila! Ya tenemos nuestro delicioso pan dulce, ya solo queda encender la chimenea y calentar el café.