martes, 10 de octubre de 2017

San Jacobos super fáciles

¡Bienvenidos un martes más! Pues sí, por aquí seguimos, y si, otra vez con una receta salada. Creo que nunca antes habíamos puesto dos seguidas, pero es que este fin de semana he comido estos deliciosos San Jacobos después de mucho tiempo, y he querido añadirlos al libro de recetas.

Es lo más sencillo del mundo mundial. Puede que los que soláis comer sean mucho más gorditos, o tal vez sean los congelados (si es así dejad de comprarlos que estos están mucho mejor), pero en mi casa siempre han sido de esta manera, y así os los traigo. Yo nunca pido San Jacobos fuera de casa porque no hay ninguno que se asemejen a estos, los de mi madre y que también nos preparaba mi abuela.



INGREDIENTES (10 unidades):

10 lonchas jamón cocido
10 tranchetes de queso
3 huevos
Pan rallado
10 palillos

PREPARACIÓN:

Uno de los pasos más importantes es sacar lo ingredientes de la nevera un rato antes de prepararlo, así atemperan. Es fundamental sobretodo con el jamón, porque así no se nos rompe al despegar las lonchas.

Preparamos la mesa como si fuese una cadena de montaje y así lo tenemos todo a mano.
Comenzamos extendiendo una loncha de jamón. Ponemos encima, hacia un lado dejando un poco de separación con el borde, un tranchete de queso. Doblamos por la mitad y cerramos con un palillo.
Ahora podemos pasarlo directamente por pan-huevo-pan, o podemos montar todos los San Jacobos y después hacer este paso. Yo prefiero montarlos todos para después solo mancharme las manos al final.
Entonces, una vez que los tenemos montados, pasamos el San Jacobo primero por pan rallado, después por huevo batido y finalmente otra vez por pan rallado.
Ya solo queda freírlos en abundante aceite caliente. No llevaran mucho tiempo, ya que no hay que cocinar el interior, solamente que se doren y se funda el queso.

Podemos acompañarlos con patatas fritas, ensalada o incluso he visto meterlos en bocadillo. Eso ya como más os guste.

¿Qué os parece? A que es una receta super fácil :)
Espero que os guste, y nos vemos en la siguiente.

Muack!