martes, 4 de julio de 2017

Empanada de cecina y queso de cabra

¡Primera receta de julio! Como pasa el tiempo, ¿no? A lo tonto y a lo bobo ya hemos pasado el meridiano del año. Ya hace calorcito y cada vez podemos ir más de excursión, hacer rutas, picnics, vamos mas a la playa, hacemos barbacoas y muchas mas cosas al aire libre. Y que mejor que para estas fechas una receta sencilla y perfecta para llevárnosla a donde sea que vayamos a comer. Las empanadas son muy recurrentes y están buenísimas. 

Hoy os digo como preparé mi primera empanada de cecina y queso de cabra. La he comido muchas veces pero hasta este momento no había hecho esta combinación, aunque si otras, porque ya os digo que para cualquier barbacoa c comida con amigos allí aparezco yo con una o dos empanadas y siempre triunfan. Y lo mejor de todo es que como las preparó yo, con hojaldre del que se compra listo para utilizar en el super, es lo más rápido y sencillo del mundo mundial.

INGREDIENTES:
2 láminas de hojaldre
Cecina
Queso de cabra
Tomate (opcional)
1 huevo

PREPARACIÓN:

Como podéis ver, he puesto que el tomate es opcional. Esto es así porque en mi casa no gusta mucho, pero a quien si le guste queda muy rico, que aunque esta vez no lo llevaba, lo he probado y queda muy jugoso. Por otro lado, utilicé queso de cabra en rulo porque es el que más me gusta y adémas se funde genial en el horno.

Empezamos precalentando el horno a unos 180 ºC antes de comenzar con el montaje.

Para montar la empanada estiramos una lámina de hojaldre y si queremos la cubrimos con rodajas de tomates, eso sí, dejando al menos un centímetro din cubrir por los bordes. Si no ponemos el tomate comenzamos con la cecina. Después ponemos una capa de queso de cabra, yo lo desmenucé en trozos grandes para esparcirlo mejor y le quité el reborde para después no encontrármelo mientras como. Finalmente volvemos a poner otra capa de cecina.

Se que la cecina es un poco fuerte y puede que a alguien no le gusta, pero con jamón serrano tambien queda de cine.

Ahora estiramos la segunda lámina de hojaldre y la ponemos encima del relleno. Unimos los bordes enrollándolos hacia dentro y pellizcándolos un poquito para que no se despeguen en el horneado. Hacemos unos cortes pequeñitos en el hojaldre y pintamos con huevo batido.

Metemos en el horno por unos 20-30 minutos o hasta que veamos que el hojaldre esté dorado. Lo dejamos enfriar antes de comerlo y listo.


Aun sin el tomate quedo jugosa, además de ser super sabrosa. ¿No os dan ganas de ir de excursión y llevaros un poquito? A mi desde luego que si y se que la repetiré pronto ;)


¡Feliz martes!