martes, 6 de junio de 2017

Bombones de helado

Primera receta de Junio que ya sabe a verano. Cada vez queda menos para el veranito, las vacaciones, el sol y la playa, así que hay que empezar a dar la bienvenida a las recetas frescas y a los helados. Ya desde el año pasado tenia muchas ganas de preparar unos bombones helados. A parte de que están buenísimos, les tengo especial cariño porque me recuerdan a mi abuela. Hubo unos años que siempre los compraba en verano para tomarlos de postre y recuerdo que le encantaban, así que cada vez que compro bomboncitos de este tipo me acuerdo de ella. Pero bueno, no siempre hay que comprarlos, con lo fáciles que son de hacer, podemos prepararlos en casa.

Solo vamos a necesitar un par de ingredientes fundamentales y después podemos añadirle también frutos secos si queremos


INGREDIENTES:

1l. de helado
Chocolate para fundir
Crocante o cualquier fruto seco picado



PREPARACIÓN:

Vamos a tener que esperar a que se deshaga un poco el helado para poder pasarlo a un recipiente plano y rectangular o cuadrado. Extendemos el helado dejando un grosor de un dedo más o menos, dependiendo del tamaño que queramos obtener. Alisamos la parte de arriba para que queden los bombones homogéneos.

Metemos al congelador unas horas hasta que se vuelva a congelar por completo.

Antes de sacar el helado del congelador, fundimos el chocolate al baño María o en el microondas de 30 segundos en 30 segundos. Añadimos el crocante o los frutos secos que queramos usar y dejamos que descienda un poco la temperatura antes de que toque el helado.

No os recomiendo poner muchos frutos secos en el chocolate (ahí la lié un poquito) porque después el chocolate es más denso y la capa de los bombones queda bastante gordita, además de gastar más chocolate. Pero bueno si os gusta así, también es una opción ;)

Desmoldamos el helado y cortamos en cuadraditos. Cubrimos con el chocolate fundido y lo volvemos a meter en el congelador. Aquí hay que moverse rápidamente para que no se nos deshaga demasiado el helado.


Podemos hacer lo mismo en un tamaño más grande y poniendo un palo de polo para hacer helados tipo almendrado. También podemos usar el helado que más nos guste. Yo había pensado en hacerlo de mantecado porque me encanta la combinación, pero a la hora de ir a la compra al final acabé con un helado de stracciatella entre mis manos, así que ese fue el que utilicé.


¿A vosotros que combinación os gusta más?