martes, 25 de abril de 2017

Reto Alfabeto Dulce XVIII: "Dofre" con sirope de limón

¡Buenos días! Hoy es martes y además día 25, lo que significa que venimos con una receta para el Reto Alfabeto Dulce. 

Este mes han salido unos ingredientes un poco raros: donuts, si si, como ingrediente no como receta, y limón. La verdad que desde el momento en el que supimos los ingredientes empezamos a darle vueltas y vueltas a ver que podíamos hacer y al final vino mi madre con la idea. Normal... le encantan los donuts y el limón... Así que ya que será la catadora oficial decidimos hacer algo que le apeteciese a ella. 

Como veis en el titulo vamos a hacer "dofres", pero os preguntareis que qué es esa cosa tan rara. Pues es el nombre que le hemos dado a los donuts metidos en una gofrera. Ya lo habíamos probado antes, bueno mi madre ya lo había probado jajaja, y la verdad que quedan super ricos. Y para acompañar a los "dofres" pondremos unas bolitas de sorbete de limón y un poco de sirope de limón también. Como prácticamente casi todo lo podemos encontrar en el supermercado, el sirope de limón hemos decidido hacerlo casero.

Así que, para esta receta, necesitaremos tantos donuts como "dofres" queramos preparar, una tarrina de sorbete de limón o helado de limón, lo que más os guste, y el sirope que haremos a continuación:

INGREDIENTES:

El zumo de tres limones
La ralladura de dos limones
225 gr. de azúcar
75 ml. de agua

PREPARACIÓN:

En un cazo ponemos el agua y el azúcar como si fuésemos a preparar un almíbar. Dejamos que el azúcar se disuelva a fuego medio, que puede llevarnos un ratito revolviendo de vez en cuando para que no se caramelice. 

Cuando empiece a hervir el almíbar será el momento de añadir la ralladura de limón. Para que suelte todo su sabor dejamos que hierva durante unos 5 minutos. Después retiramos el cazo del fuego, añadimos el zumo y lo integramos con la mezcla.

Lo vertemos en recipiente para dejarlo enfriar, pasándolo antes por un colador para quitar los restos de la ralladura y la pulpa de los limones.

Lo ideal es dejar macerar el sirope un día, pero si sois un poco impacientes, como yo, hay que dejarlo al menos enfriar antes de tomarlo. 

En esta ocasión hemos intentado preparar poca cantidad para que no nos sobrase demasiado (aun así ha sobrado...) pero si quisiésemos almacenarlo tendríamos que guardarlo en botes de cristal.

Una vez que tenemos el sirope listo y ha reposado, o al menos enfriado, podemos comenzar a montar la receta.

Ponemos un donut en la gofrera hasta que quede tostado. No tarda mucho ya que el azúcar calienta muy rápido. Por esta misma razón tenemos que tener cuidado de no quemarnos al quitarlo de la gofrera y esperar un poco antes de comerlo.





















Cuando ya no esté que arde ponemos unas bolitas de sorbete de limón y decoramos con el sirope. Ya tenemos un postre o merienda diferente para un día que nos apetezca experimentar un poquito.


¡Aaaah! y que se me olvidaba... Es muy importante que lavemos los limones bien, ya que como vamos a utilizar la cascara no queremos que tenga ningún producto que pueda ser perjudicial para nosotros. Podría parecer un paso un poco tonto pero no hay que saltárselo. Y yo... que qué cabeza tengo que casi se me olvida decirlo, pero si lo hice, en el momento en el que me puse a preparar los ingredientes ;)

¿Qué os parece este invento? ¿Os animáis a probarlo? La verdad que choca un poco, al menos a mi, pero una vez que lo he probado puedo decir que está muy rico :D


¡Feliz martes y feliz reto!