martes, 4 de abril de 2017

D'oh! nuts! mmmm Donuts!

Hola!! Primer martes de abril y como habréis visto en nuestras RRSS estamos llenas de novedades! La primera y más evidente es que tenemos nuestro propio dominio :) Desde hace unos pocos días podéis ver todas nuestras recetas desde www.sugarwithlemon.com. La segunda es que hemos empezado a trabajar con Dime la receta y estamos super contentas.

La receta de hoy encantaría hasta a Homer Simpson 


¡Si, vamos a hacer DONUTS!

Resultado de imagen de homer donuts


Ingredientes

Masa madre:
110 gr. de harina de fuerza (w>200)
9 gr. de levadura fresca
250 ml. de leche aromatizada con naranja

Masa final:

280 gr. de harina de fuerza
140 ml de leche
1 huevo (L)
50 gr. de azúcar.
2 cucharadas de miel
1 pizca de sal
50 gr. de mantequilla a punto pomada

Glaseado:

5 cucharadas de azúcar glas
2 o 3 cucharadas de leche
2 cucharaditas de vainilla


Preparación:

Comenzamos preparando la leche aromatizada. Para ello ponemos  la leche en un cazo con la piel de una naranja (debemos quitarle todo lo blanco porque si no amargará). Llevamos a ebullición, apagamos el fuego, cubrimos para dejar que se infusione y entibie.

Cuando la leche esté entibiada, esto es que no supere en ningún caso los 35ºC, colamos y reservamos. Cuando haya templado añadimos la levadura.

Una vez que tenemos la leche podemos preparar la masa madre, para ello mezclamos en un bol la harina y la leche hasta obtener una masa homogénea. Cubrimos y mantenemos a temperatura ambiente hasta que esté llena de burbujas y bien activada. 

Una vez que tenemos lista la masa madre podemos pasar a preparar la masa final. En un bol grande mezclamos la harina, el azúcar y la sal. Añadimos la leche restante, la masa madre y la miel. Con la amasadora a velocidad mínima, empezamos a amasar, añadimos esta mezcla a la de harina. A continuación añadimos el huevo. Mezclamos bien durante 1 minuto hasta obtener una masa lo más homogénea posible. La masa madre debe quedar bien ligada. Luego sin dejar de amasar vamos añadiendo pedacito a pedacito la mantequilla y amasamos hasta obtener una masa brillante y lisa que se despegue totalmente del vaso amasador. Unos 8-10 minutos. En este momento la masa debe pasar la prueba de la membrana*. Sino amasar un par de minutos más. 


*Prueba de la membrana: Consiste en coger un pedazo de masa y estirarlo. Debe ir afinándose sin romperse, recordándonos a la membrana de un tambor en tensión (ver imagen).


Dejamos reposar la masa hasta que duplique o incluso triplique su tamaño.


Una vez que la masa ha leudado, procedemos a amasarla de nuevo para sacarle todo el aire. Es importante que no le quede aire a la masa pues en caso contrario cuando queramos que suba al hacer los donuts no podrá.


Una vez que le hemos sacado todo el aire, estiramos la masa con un rodillo hasta tener una lámina de un cm. más o menos y procedemos a cortar nuestros donuts bien sea con un molde para donuts o con dos vasos de diferentes diámetro (este ha sido mi método, porque aunque tengo un cortador para donuts no se que he hecho con el T_T)


Una vez que hayamos cortado los donuts los pondremos en una bandeja de horno (previamente enharinada para evitar que se peguen a la bandeja) y los dejaremos en el horno (calentado previamente a unos 40º ) durante una hora para que crezcan.

Una vez pasado este tiempo procedemos a freírlos, deberemos usar una sartén honda con suficiente aceite para evitar que al freírlos toquen el fondo, yo los he frito en aceite de oliva aunque es cierto que se nota el saborcillo del aceite, si no os gusta el regusto que deja os recomienda que los hagáis en aceite de girasol que no da tanto sabor. Se hacen muy rápido así que debéis estar pendientes y mi consejo es que vayáis uno a uno, pues enseguida se nos pasan de un bonito dorado a un vacaciones en Cuba (color tostado) 😉. Una vez fritos, los dejaremos reposar sobre un papel absorbente para quitarles el aceite y poder glasearlos.


Llegados a este punto prepararemos la glasa. Mezclamos la leche, el azúcar y la esencia de vainilla en un bol y removemos hasta que no tengamos grumos. Ahora deberéis pensar si queréis teñir los donuts de colores o simplemente los glaseareis en blanco. Si es asi, solo os queda mojarlos en la glasa y dejar escurrir sobre una rejilla. Si por el contrario, como yo, queréis darles un toque de color, deberéis teñir con colorante alimenticio la glasa. Yo los he hecho todos en honor a Homer rosas (bueno más bien rojo porque era la primera vez que usaba el colorante de Wilton y olvidé lo potente que es 
😟), y luego exactamente lo mismo, bañamos nuestros donuts en la glasa teñida. Una vez hecho esto si queréis añadir algún topping (como los fideos de colores) debéis hacerlo cuando la glasa aun esta húmeda pues sino, no se pegaran. 





¡Que tengáis un martes redondo!