martes, 18 de abril de 2017

Boroña, borona, boroñu...

¡Hola Hola!! Hoy os traigo una recetina típica de mi zona en estas fechas. Tras acabar la Semana Santa, para celebrar que se ha acabado la vigilia, los asturianos lo celebramos con una buena borona (o boroña o boroñu dependiendo de la casa). Así que aprovechando que era martes y teníamos ganas de ella aquí tenéis la mía ¡recién sacada del horno!

Ingredientes para seis persona (todas de poco comer 😉):

2 kg. de harina
2 puñados de harina de trigo (no es imprescindible pero así liga mejor)
6 chorizos
1 trozo de carne
3 costillas picadas
2 trozos de tocino ibérico
1 pizca de sal

Preparación:

Ponemos a hervir agua con una pizca de sal. Hacemos un volcán con la harina de maíz y el puñado de harina de trigo. Le añadimos el agua, cuanto más caliente este el agua mejor nos quedará la masa. Yo amaso con ayuda de la amasadora así que se la hecho hirviendo, pero si lo vais a amasar a mano tened en cuenta que ¡QUEMA! 

Los ingredientes se amasan igual que si fuese cualquier pan u otra masa. No queda tan compacto y unido como cuando se trabaja con harina de trigo, y al tacto es ligeramente más áspero. Aunque la masa no necesita leudar siempre le viene bien un pequeño reposo.

Una vez que tenemos la masa hecha vamos a darle forma, en una olla (o cualquier cosa que os sirva de molde) ponemos berzas (o en su defecto papel de horno, pues es solo para protegerla un poco del calor) y vamos colocando la masa.

En este punto debo hacer una aclaración, la borona al ser comida de abuela depende de cada casa y cada zona. En mi caso la familia de mi padre hace una que nada tiene que ver con la de la familia de mi madre pues son de zonas distintas de Asturias. Las fotos son de la de la familia paterna pero os contaré la forma de hacer las dos. Hasta aquí son iguales, la masa es la misma para todos.

Si quieres hacerla como en la zona central de Asturias, pones toda la masa en el molde y le haces un agujero en medio donde meteremos todo el "compangu" (vamos la carne) y con la masa que hemos sacado del agujero haremos la tapa. De manera que la forma de comerlo sera destapar e ir cortando trozos de la masa (de la tapa y los bordes) y coger el compangu de dentro de la borona (cada uno lo que le apetezca).



Si queréis hacer la de la zona oriental, deberéis ir poniendo capas de masa donde iréis incrustando el tocino y el chorizo, de manera que la forma de comerlo será cortándolo cual bizcocho y en cada trozo irá incrustado el compangu correspondiente. 

Una vez que la tenemos hecha solo queda hornearla, es importante que recordéis que las boronas son de una época donde no había "potentes hornos" y la gente cocinaba en el llar, así que debe hacerse a fuego muy lento, yo he tenido la mía en el horno cinco horas a unos 140 grados. Es importante que controléis su cocción mucho, pues si esta menos tiempo os saldrá la masa cruda y si por el contrario os excedéis quedara como una autentica piedra. Para saber si esta en su punto, con una varilla la pincháis y si sale limpia podéis sacarla del horno.






Feliz martes!