martes, 24 de enero de 2017

Tortitas. Saca sonrisas oficiales :)

¡Buenos días! Aquí seguimos de celebraciones. Hoy tenemos otro cumpleañero en casa y he decidido hacerle un super desayuno. Como es un poco rarito y no le gusta el dulce y nada de lo que preparo, o más bien nunca quiere probar nada, porque fijo que si lo prueba le gusta, eso lo se yo, pues le he preparado unas tortitas que se que con ellas triunfo seguro. Son super sencillas, pero no se necesitan grandes obras maestras para alegrar a quien se quiere, con pequeños actos, en este caso receta, podemos sacar muchas sonrisas.

Así que aquí os dejo la receta con la que quise sorprender a mi hermano la mañana de su cumpleaños :)



INGREDIENTES:
200 ml. de leche condensada
200 ml. de agua
3 huevos
1 cucharada de aceite de oliva
200 gr. de harina
3 cucharaditas de levadura química



PREPARACIÓN:

Comenzamos disolviendo la leche condensada en el agua. A continuación añadimos los huevos batidos y el aceite a la mezcla y revolvemos. Finalmente integramos la harina y la levadura, habiéndolas revuelto antes para que la levadura se reparta por toda la masa por igual.

Reservamos la masa de las tortitas media hora antes de prepararlas.

Para hacerlas ponemos una sartén antiadherente en el fuego y esparcimos con papel de cocina un poco de aceite o mantequilla. Cuando este caliente echamos una porción de la masa y dejamos que de haga hasta que veamos que la superficie se llena de burbujitas, entonces le damos la vuelta con la ayuda de una espátula y la dejamos que se dore por el otro lado. Repetimos el proceso hasta que tengamos tantas como queramos. Yo soy de las que las comen de dos en dos jajaja


Ahora ya es el momento de devorarlas y le podemos añadir lo que más nos guste, nata montada, chocolate, caramelo, sirope de fresa, dulce de leche, más leche condensada... hay miles de posibilidades y todas fabulosas. Para mi hermano el caramelo es una apuesta segura y para mi donde este el chocolate que se quite todo lo demás, y aprovechando que tenia coco rayado (no os perdáis la receta de mañana para el reto) pues espolvoree un poco por encima, que les da un toque riquísimo.


Y nada más por hoy, yo me voy a colgarme como un monito de mi hermano, bueno, más bien a hacerle rabiar que es lo que más me gusta y no iba a ser menos el día de su cumpleaños.


¡Feliz martes y hasta mañana!