martes, 10 de enero de 2017

Salsa de tomate

¡Buenas! Aquí estamos un martes más al pie del cañón.

La receta de esta semana es un básico de toda cocina. Base para muchos platos y acompañamiento para otros tantos. Se trata, como ya habréis visto en el título, de la salsa de tomate. En mi casa nunca compramos salsa de tomate frito ya preparado, si no que siempre utilizamos esta receta. No soy capaz de recordar haber visto ni una sola vez un bote o un tetrabrik de la salsa ya preparada y lista para tomar. Si es verdad que yo, cuando no estoy en casa si lo utilizo.

Como veréis es una receta para preparar bastante cantidad, pero siempre se puede reducir a la mitad, o guardar en la nevera lo que no vayamos a utilizar en un recipiente cerrado y por no más de una semana si no lo acabas antes.

Se podría decir que la receta de hoy se trata de una receta familiar.




INGREDIENTES:

1 lata grande de tomate natural triturado (800gr)
1 cebolla grande
1 cucharadita de pimentón dulce
8 cucharaditas de azúcar
2 pastillas de caldo de pollo
Aceite de oliva



PREPARACIÓN:

Picamos en trozos grandes la cebolla y la sofreímos en una sartén con el fondo cubierto de aceite de oliva. Una vez la cebolla pochada se añade el pimentón y se revuelve rápidamente para que no se queme. Seguidamente se echa la lata de tomate triturado, las pastillas de caldo y el azúcar. Lo dejamos cocer a fuego lento removiéndolo de vez en cuando durante unos 15-20 minutos.


Lo apartamos del fuego y lo dejamos reposar 10 minutos antes de pasarlo con el brazo triturador o la herramienta que tengáis en casa para triturar


La cantidad de azúcar puede parecer un poco exagerada, pero lo hacemos así en casa porque no nos gusta la acidez del tomate y además así repite menos. También las pastillas de caldo se pueden sustituir con sal al gusto.

Y ya tenemos nuestra salsa de tomate lista para utilizar como más nos guste


Hacia tiempo que tenía ganas de volver a comer el provolone al horno y cuando fui con mi madre a hacer la super compra de comida para Navidad lo vimos. Así que para casa que vino con nosotras para poder comerlo una vez pasasen todas las comilonas. Si pincháis aquí podéis ir directamente a la receta.


Feliz martes lluvioso, al menos aqui después de una larga temporada, por fin ha llovido. Mucho nos quejamos pero después bien que lo echamos de menos.

Muack :)