viernes, 23 de diciembre de 2016

Reto Alfabeto Dulce XIV: Tartaletas de almendra y frambuesas

¡Buenos días! Esta semana tocan dos recetas, y es que hoy es el último Reto Alfabeto Dulce del año. Madre mía como van pasando los meses y vamos cumpliendo con diferentes retos... esto es un no parar, pero como es hacer algo que nos gusta pues es lo mejor del mundo :)

Este mes teníamos dos ingredientes que me encantan, sobretodo uno de ellos. Los protagonistas de la receta son la almendra y las frambuesas y yo soy super fan del primero. Todo, pero absolutamente todo, lo que lleve almendra me gusta, y ademas ahora en navidad hay mogollón de dulces típicos que la llevan, así que un motivo más para que me encante la Navidad. Que madre mía, ¡¡ya está ahí!! Mañana es Nochebuena, que ganas tenia. Bueno y ayer fue la Lotería, que me encanta. ¿Soy la única que se planta enfrente de la tele y se adueña del salón? Ya como hacía mi abuela, yo he querido seguir con su legado, enciendo una vela en una brujita de la suerte para ver si nos da alguna alegría.

Bueno, vamos a lo importante, la receta de hoy. He preparado unas tartaletas de almendra y frambuesa super fáciles de hacer. A mi me salió para hacer 6 tartaletas, pero como eran bastante grandes y hondas el relleno solo me dio para cuatro. Pero eso no es problema, porque rápidamente una servidora apaña una crema de queso y hacer tartaletas de tarta de queso. Estoy segura de que nadie en casa se va a quejar por la variedad jajaja

Aquí os dejo como hice estas tartaletas, desde la base hasta la decoración.

INGREDIENTES

Masa quebrada:
150 gr. de harina
90 gr. de mantequilla (en pomada)
2 cucharadas de agua tíbia
Una pizca de sal

Crema de almendra:
100 gr. de almendra molida
90 gr. de azúcar glas
75 gr. de mantequilla (en pomada)
1/2 cucharadita de levadura química
1 huevo

Decoración:
Frambuesas
Cobertura para tartas y tartaletas

PREPARACIÓN

Comenzamos con la masa quebrada haciendo un volcán de harina y colocando en el centro la mantequilla, el agua y la sal. Con las manos lo amasamos hasta crear una masa lisa, pero sin pasarnos de amasado, con que se liguen los ingredientes es suficiente. Formamos una bola y lo dejamos reposar 30 minutos.





Pasado el tiempo de reposo, enharinamos la superficie de trabajo y con un rodillo estiramos la masa. Ahora podemos usar unos moldes para tartaletas o un molde grande, depende de si preferimos hacer una tarta. Dependiendo del tamaño escogido los cortamos dejando un margen para que cubra también las paredes de la tartaleta. Untamos los moldes con mantequilla y espolvoreamos un poco de harina para que no se nos pegue la masa y los forramos con la masa. Con la ayuda de un tenedor la pinchamos bien por todas partes para que cuando la horneemos no se hinche. Cocemos las tartaletas unos 6-7 minutos a 180ºC, teniendo previamente el horno precalentado.




Es el momento de preparara la crema. En un bol ponemos la mantequilla y el azúcar y lo batimos hasta que quede una pasta suave. Después añadimos el huevo y una vez integrado terminamos incorporando la almendra molida junto con la levadura. 





Cuando ya tenemos las tartaletas y la crema listas pasamos a montarlas. Ponemos unas dos cucharadas de crema en cada tartaleta y volvemos a hornear hasta que la crema coja un poco de color y la tartaleta se vea un poco doradita. En el caso de mis tartaletas, como eran bastante grandes estuvieron unos 14-15 minutos. Las sacamos del horno y dejamos enfriar.

Una vez frías, las decoramos con frambuesas y las pintamos con cobertura para tartas y tartaletas. Esta cobertura se vende en sobres en la sección de repostería de los supermercados. Consiste en unos polvos a los que hay que añadir azúcar, después diluir en agua fría o zumo de frutas, llevar a ebullición revolviendo de vez en cuando y dejarlo enfriar un minuto antes de utilizarlo.







Cuando se seque la cobertura están listas para probarlas. Nos quedaran unas tartaletas preciosas y brillantes. Definitivamente entran por los ojos, ¿no os parece?
Y después de estas tartaletas, toca ponerse en modo Navidad ON. Yo, la loca de la Navidad, empezare a aburrir a todos los de casa con villancicos, corriendo de un lado para otro emocionada, ayudando a mi madre a preparar todo lo que pueda. Nos queda una cornada intensa de cortar queso, preparar los platos de entremeses, preparar todos los dulces navideños, desmenuzar el pollo para el consomé... en definitiva, preparar cosas ricas que no vamos a ver ni dos segundos delante de nosotros, pero que lo disfrutaremos a más no poder. ¡¡¡Aiss que ganaaas!!!


Feliz Navidad y que paséis unas fiestas maravillosas rodeados de vuestros seres queridos :D