martes, 6 de diciembre de 2016

Figuritas de mazapán. Video receta


¡Ya casi es Navidad! ¡Siiiiii! Me encanta la Navidad, podría decir que casi más que el verano, y eso que el verano me gusta, pero es que esta época esta tan especial. Todas las calles decoradas con las luces, los escaparates, los miles de árboles de navidad, la ilusión de los niños, el fresquito, las películas navideñas, las reuniones de amigos y familiares, que no es el único momento en el que se hacen, pero son como más especiales por todo lo que las rodea, y como no la comida. Todos los dulces típicos, los platos que solo se toman en este año, esos platos que como a mi te saben a Navidad.

Con motivo de esta época, más bien es una excusa, empezamos ya con estas recetas tan especiales. Comenzamos diciembre con unas figuritas de mazapán perfectas para disfrutar en familia. No solo comiéndolas, si no también haciéndolas. Cuando mi hermano y yo éramos pequeños siempre nos poníamos con mi madre a hacer animalitos de mazapán, bueno en realidad sería más jugar con el mazapán como si fuese plastilina, pero que bien nos lo pasábamos. Hacíamos conejos, patitos y serpientes. Después, yo que no se me debía de dar muy bien me dedicaba a hacer panes y lo que yo decía que eran tabletas de chocolate.

Después de unos años sin prepararlos me he vuelto a poner con mi madre manos a la obra y me ha tenido que volver a enseñar a hacer las figuritas. Son muy sencillas ya veréis.

¡Vamos a ello!

Ingredientes (unos 24 mazapanes):
200 gr de almendra molida
200 gr de azúcar glas
1 huevo

Preparación:

Primero de todo separamos la clara de la yema del huevo, ya que la clara la utilizaremos en la masa y la yema para pintar las figuritas.

En un bol grandes ponemos la almendra y el azúcar y lo revolvemos hasta que esté bien mezclado. Añadimos la clara y lo integramos primero con la ayuda de una cuchara o un tenedor y después con las manos. No debemos de batirlo demasiado, cuando veamos que esta uniforme ya paramos.

Hacemos un rulo, para poder partir porciones más o menos homogéneas. Ahora empezamos con las figuritas.


Conejo de mazapán:

Hacemos un churro con la porción de masa. La doblamos a la mitad y después otra vez a la mitad, pero hacia arriba. No sé si me explico bien. Lo que no s tiene que quedar con las patitas abajo con los extremos del churro y encima el primer doblez. Le hacemos unos cortes para simular las orejitas y ya está. Lo veis mejor en la foto.



Patito de mazapán:

Hacemos la forma como se una croqueta y afinamos una de las esquinas, ya que será el pico de patito. Presionamos un poco la “croqueta y subimos el pico. Pinchamos con las tijeras pequeñas un poco detrás del pico, donde deberían estar los ojos. También podemos cortar un poco los lados del cuerpo del patito para simular las alas.




Serpiente de mazapán:

Esta es la figura más sencilla. Hacemos un churro largo y lo enrollamos sobre sí mismo. Así de rápido.


Estos son los tres animalitos que solemos hacer, pero se puede dejar volar la imaginación y hacer tantas figuras como se os ocurran.

Se que me explico como un libro abierto, notese la ironía, pero entenderéis mejor como he hecho las formas viendo las fotos.


Por último, pintamos las figuras con la yema del huevo y lo horneamos unos 10 minutos a 150ºC. Hay que estar muy pendientes, ya que la masa ya se podría comer tan cual, el golpe de horno es solamente para darle color. Que no os pase como a mí que miré como iban, me puse a hacer otra cosa medio minuto y se me pasaron. Pero no pasa nada, siguen estando buenísimo, un poco más duros, pero nada que haga que no los vaya a devorar igualmente.


Espero que os guste esta propuesta de figuritas y os animéis a probarlo con los más peques de la familia.


Para ver mejor como se hacen la figuritas os dejo la video receta.

 

Nos vemos el próximo martes ;)