domingo, 6 de noviembre de 2016

Cookies de calabaza y chocolate + Pumpkin Spice Latte

Buenas tardes frías y lluviosas de noviembre. Esta semana aunque venimos en domingo, traemos un post con doble receta.

Estamos en la temporada de las calabazas, y acaba de pasar Halloween, esta festividad cada vez más arraigada entre nosotros, en los que las calabazas están por todas partes. Por ello hemos preparado dos recetas que se complementan muy bien entre sí y que tienen la calabaza como ingrediente principal.

Hemos preparado unas cookies de calabaza con pepitas de chocolate y un rico Pumpkin Spice Latte, un café con leche y calabaza que está muy de moda ya que es la bebida estrella de esta época del año en Starbucks. Suena extraño, y yo no sabia que esperar de este café, pero tengo que admitir que esta muy rico, sobretodo porque lleva canela y yo con eso ya me enamora.

Para estas recetas necesitaremos puré de calabaza, yo para conseguirlo corté un trozo de calabaza en cachitos y lo hornee hasta que estuvo bien blandita. Después la machaqué sobre un colador con un tenedor y la dejé escurrir, ya que suelta bastante agua. Lo deje toda la noche pero porque ya era tarde. Después lo pasé por la batidora y listo.

Con este primer paso, empecemos con la receta de las cookies.

Ingredientes para las cookies de calabaza y chocolate:


115 gr. de mantequilla
120 gr. de azúcar moreno
100 gr. de puré de calabaza
200 gr. de harina
1/2 cucharadita de bicarbonato
1/2 de levadura química 
1 1/2 cucharaditas de canela
1/4 cucharadita de nuez moscada
100 gr. de chips de chocolate



Preparación:

Primero blanqueamos la mantequilla con el azúcar. Después añadimos el puré de calabaza y lo integramos.

A parte, en  un bol tamizamos los ingredientes secos, la harina, el bicarbonato, la levadura y las especias. Esto sirve no solo para que no encontremos grumos, si no para que los ingredientes de integren por igual en la masa.

Cuando tengamos la pasta de mantequilla, azúcar y puré de calabaza, añadimos la mezcla de ingredientes secos y revolvemos hasta que estén integrados todos los ingredientes. Solo nos faltaría añadir las pepitas de chocolate. Como en otras recetas de cookies, en vez de comprar pepitas aprovecho las tabletas de chocolate que tenga en casa y la troceo para utilizarlo como  sustituto de las pepitas.



Una vez lista la masa de las galletas la dejamos reposar al menos una media hora en la nevera. He descubierto que así quedan mejor. Cuando las vayamos a hornear - habiendo precalentado el horno a 180 ºC - hacemos bolitas y las aplastamos un poquito en la bandeja del horno, dejando un poco de separación para que no se peguen entre ellas. Las horneamos durante unos 10 minutos o hasta que veamos que tienen un color dorado. Las dejamos reposar un poco en la bandeja, no hace falta mucho, porque estarán blanditas, y las pasamos a una rejilla para que enfríen por completo.




Ya con las cookies de calabaza y chocolate listas, que por cierto, quedan con una textura esponjosa riquísima, es el momento de preparar el café.


Ingredientes par el Pumpkin Spice Latte:

1 taza de leche
1 cucharada de azúcar
1 cucharada de puré de calabaza
1 cucharadita de Pumpkin Pie Spices
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
1/4 taza de cafe





Preparación:

Como veis en los ingredientes, vamos a necesitar un mezcla de especias que yo al menos no he encontrado en el supermercado, debido a la procedencia de la receta, será algo que se encuentre con facilidad en Estados Unidos. Por ello he hecho mi propia mezcla que nos servirá para más de una vez y para más de una receta. Para ello mezclamos 1 y 1/2 cucharada de canela, 1 cucharadita de jengibre molido, 1 cucharadita de nuez moscada y 3/4 de cucharadita de clavo en polvo.



Comenzamos poniendo en un cazo la leche junto con el azúcar y el puré de calabaza. Lo calentamos, sin que llegue a hervir, hasta que se deshaga tanto el azúcar como el puré. Después añadimos las especias y lo mantenemos en el fuego unos minutos hasta que coja el sabor.

Por otra parte, preparamos el café que más nos guste. Cuando lo tengamos le añadimos la mezcla de leche que acabamos de preparar pasándolo por un colador. Lo revolvemos y listo, pero aun podemos hacerlo mucho más rico añadiendo nata montada y con un poco de canela espolvoreada por encima para decorar.

Ahora con todo listo, tenemos una rica merienda para un tarde de domingo como la de hoy.


Espero que os animeis a probarlo y os guste tanto como a mi ;)