martes, 25 de octubre de 2016

Reto Alfabeto dulce XII: Bolitas de queso Quark y mermelada de arándanos

¡Buenos días! Hoy es martes y además 25. Esto significa que después de los meses de verano volvemos a ponernos las pilas con el Reto Alfabeto Dulce. Para el mes de octubre los ingredientes que tenemos que utilizar son el queso Quark y los arándanos. La verdad que para mí fue un poco difícil porque no conocía éste tipo de queso, pero al final lo conseguí. No lo venden en los supermercados de donde yo vivo, o al menos no lo encontré. Pero eso no importó, fue la excusa perfecta para irnos mi madre y yo de excursión a Gijón. Lo encontramos en el Lidl. Aiss adoro este supermercado, salimos cargadisimas de cosas deliciosas.

Después vino la odisea de los arándanos, que hasta hace nada estaban en todas las fruterías. Pues dio la casualidad de que fui a tres y a un supermercado a por arándanos frescos y la temporada ya ha pasado, así que no los encontré en ninguno. La solución... mermelada de arándanos, que ademas está buenísima, así que ya se con que acompañaré las tostadas estos días. No hay mal que por bien no venga :)

Después de tener ya todo lo que necesitaba y con una receta en la mente, bolitas de queso (que en un principio iban a llevar arándanos en la masa) acompañadas con mermelada de arándanos, me puse manos a la obra. Es una receta muy muy fácil y rápida. Es mezclar, freír y rebozar en azúcar, mi parte favorita. 

Ingredientes:
250 gr. de queso batido o Quark
125 gr. de azúcar
2 huevos
250 gr. de harina
10 gr. de levadura química
Una pizca de sal

Aceite para freír
Azúcar glass para rebozar


Preparación:

Comenzamos batiendo el queso con el azúcar y los huevos. Cuando esté todo bien integrado añadimos en un par de veces la harina con la levadura y la sal. Es importante tamizarlo para que no nos salgan grumitos. Nos va a quedar una masa un poco pegajosa pero está bien así.






Ahora es el momento de encender la cocina. Estas bolitas son fritas, por lo que calentaremos el aceite, ya sea de oliva o girasol. Con dos cucharitas hacemos bolitas, o lo intentamos porque las mías están entre un cruce de pera y los extraterrestres de los Simpsons, y las echamos al aceite. Tenemos que dejarlas freír hasta que estén de un color dorado, no tarda mucho, por lo que hay que estar muy pendiente. Yo las freí de cuatro en cuatro y cuando iba a echar al aceite la última, la primera ya estaba casi lista.


Las vamos poniendo en papel de cocina para que suelten el aceite sobrante y después las espolvoreamos o rebozamos en azúcar glass.


Para acompañarlas calenté un poco de mermelada de arándanos para que estuviese más liquida y con la ayuda de una cucharilla les eche un poco por encima. El contraste del sabor es fabuloso.

Y hasta aquí la receta de hoy. ¿Os animáis a probarlas en casa?

Estoy ansiosa por ver que ideas han tenido el resto de participante del reto. Me queda un poco de queso Quark en la nevera y quiero aprovecharlo con algo muy rico y diferente.

¡Feliz semana!