martes, 13 de septiembre de 2016

Marmita o sorropotun

Hola holaaaa!!¿Qué tal vuestro verano?? El nuestro como supondréis sin parar.. tanto que hasta se nos fue que septiembre ya había llegado y no pusimos nada el martes pasado. Por eso queremos disculparnos y dejaros una receta muy sencillita pero muy especial por como la hemos preparado, o más bien por donde la hemos preparado. Este verano he estado navegando por el atlántico norte, coincidiendo con la campaña del bonito, lo que dio lugar a que en el barco pudiéramos pescar estos maravillosos bonitos con los que pudimos hacer este delicioso sorropotun y todo ello en alta mar!!! Así que sin más demora vamos con la receta traída de ultramar!





Ingredientes:

4 Cebollas
600 gramos de bonito
1kg de patatas
Sal

Preparación:

Primero picar 4 cebollas muy finas y dorarlas a fuego lento en una cazuela con un poco de aceite de oliva, removiendo de vez en cuando y dejando que sude hasta que transparente la cebolla. Es muy importante que la cebolla nos quede muy bien pochada pues será lo que de ese color "negruzco" característico del sorropotun.
Cuando la cebolla está pochada, añadir 1 Kg de patatas peladas y triscadas (recordad que es cuando no llegamos a cortar la patata del todo sino que la "arrancamos" haciendo ese sonido característico que da lugar al nombre triscada). Es muy importante que esto sea así, para que así las patatas tengan aristas que engorden el caldo al deshacerse. Rehogar las patatas en la cazuela durante unos minutos hasta que tomen temperatura, cubrir con agua, sazonar y cocer a fuego lento alrededor de 40 minutos hasta que la patata esté tierna y en su punto. El agua se puede sustituir por caldo de pescado, otra posibilidad es preparar un caldo con las espinas y la piel del bonito sobrante.
Por último, cortar 600 g de bonito del norte limpio en dados de 1 cm aproximadamente, sazonarlos, extenderlos sobre el guiso y agitar suavemente la cazuela para que el caldo moje la parte superior del bonito. Tapar la cazuela, dejar cocer todo junto aproximadamente 2 minutos más, procurando que el bonito quede jugoso, y servir el sorropotún en un plato hondo.
Aunque en la elaboración del sorropotún el bonito se corta en dados, queda mucho más jugoso si se usan filetes cortados en el sentido de la fibra. En algunas recetas, también se añade pan viejo en el último momento para dar consistencia al guiso. Como ocurre con otros platos tradicionales, cada familia elabora su propio sorropotún, por lo que admite multitud de variantes y no existe una receta única y verdadera. Fuera de la temporada de los túnidos, este plato puede hacerse siguiendo el mismo proceso con otros pescados, como por ejemplo salmón, caballa, jurel e incluso con rape.



Como curiosidad de este plato deciros que la semana pasada (los días 8 y 9 de septiembre) han sido la fiestas del sorropotún en San Vicente de la Barquera. 



 




¡Buena semana y buena proa!