miércoles, 25 de mayo de 2016

Reto Alfabeto dulce X: Gofres de sobao con sirope de chocolate y nubes

Buenos días de reto! Aquí estamos un día 25 más y cada vez se nos hacen más difíciles. ¿Qué se os ocurriría a vosotros hacer con sobaos y nubes? ¿Una combinación más bien extraña no? Lo bueno... nos hace exprimirnos la sesera para pensar cosas originales, que es lo divertido :)

La solución que le dimos a este acertijo de componentes fue.. tachan tachan... (yo aquí creando expectación cuando ya lo pone en el titulo)... unos gofres hechos con masa de sobaos con sirope de chocolate y nubecitas. Una combinación un poco extraña, pero todo aquel que lo probó le gustó. Yo solo me dediqué a cocinarlo y a hacer felices a los demás ya que estaba mala de la garganta y no pude catarlo, pero ahora que ya estoy bien lo repetiré para catarlo yo también, ¡faltaría más! Jajaja


La receta para hacer sobaos pasiegos la encontré en un blog que definitivamente quiero recomendar porque estaba super bien explicado. Hasta te decía como hacer los papelitos típicos que los caracterizan. El blog es Manzana & Canela y aquí os dejo el link a su receta. y por cierto, ella es cántabra así que nadie mejor que un autóctono para que nos deje su receta.

Volviendo a Sugar with Lemon, aquí os dejamos el paso a paso de estos ricos gofres


Ingredientes:
250 gr. de harina
250 gr. de mantequilla sin sal
250 gr. de azúcar
3 huevos
1 cucharada de ron o coñac
1 pizca de sal
Ralladura de un limón
3 cucharaditas de levadura tipo Royal

Preparación:

Antes de todo tenemos que tener la mantequilla derretida y a temperatura ambiente, por lo que la tendremos que dejar reposar. Servirá con hacerlo lo primero y después ir pesando todos los ingredientes para tenerlo todo preparado.

Es una receta super sencilla, al final es mezclarlo todo en un bol grande y remover. Pero siempre es mejor seguir un orden.

Empezaremos batiendo un poco los huevos con el azúcar y el ron o coñac, lo que tengamos en casa, la ralladura del limón, la sal y la mantequilla que derretimos al principio. No hace falta batirlo demasiado, pero si que se una un poco.

Después a esta mezcla añadiremos la harina con la levadura pasándolo por un colador para que quede bien tamizado y así no nos encontramos grumitos inesperados. Lo revolvemos hasta que esté bien homogéneo y ya tenemos la masa lista.

Ahora conectamos nuestra gofrera para que vaya calentando. Si no tuviésemos, podemos hacer sobaos con los papelitos que nos enseña Montes en su blog, o si tenemos moldes de silicona para gofres también podríamos hacerlo de esta manera. Eso si, acordaros de precalentar el horno antes de empezar.

Haciéndolos con gofrera seria seguir las indicaciones que nos da. Para la que usé yo, que es la gofrera de Princesa con placas en forma de corazoncitos, le eché un par de cucharadas de la masa y esperé hasta que dejaba de echar humo (que en realidad es vapor). Si veía que no estaban muy doraditos, tampoco tienen que quedar crujientes, los dejaba un poco más controlándolo de cerca. Al quitarlos hay que hacerlo con cuidado, y no usar nunca cubiertos de metal para no rallar la gofrera, porque están un poquito blanditos y podrían romperse. Los dejamos enfriar y ya veréis como quedan más firmes y con un rico sabor a mantequilla.


Finalmente, es la hora de emplatarlos como más os guste, en nuestro caso con chocolate y nubecitas, que como no las encontramos pequeñas compramos las normales y las troceamos con unas tijeras.


Si os sobran para el día siguiente están espectaculares mojados en café o leche con chocolate, como si de sobaos normales se tratasen :) 

Esperamos que os guste y estamos ansiosas por descubrir que ideas se les han ocurrido al resto de cocinillas 

Feliz miércoles que ya queda menos para el finde!