martes, 15 de marzo de 2016

Quiche Lorreine

Muy buenos días! Aquí estamos una semanita más J

Por lo visto esta semana nos toca viajar un poco a Francia ¿Por qué? Pues ayer pudisteis ver por nuestras redes sociales unos deliciosos Macarons que llegaron desde París, y hoy para comer tenemos Quiche Lorraine en el menú.

Es una tarta salada francesa muy sencilla y sabrosa, y según mi opinión perfecta para cualquier ocasión. Yo ya he ido hasta a la playa con ella para comer en vez de bocadillo y todos quisieron probar un cachito.

Hay muchas versiones posibles, como por ejemplo con nata, huevo y cebolla; de espinacas, puerros, champiñones… La que voy a compartir con vosotros es la que solemos hacer en mi casa y ya veréis lo sencilla que es.
 


Ingredientes:

Para el relleno:
100gr de queso rallado en polvo
100gr. de bacon en lonchas finas
200ml de nata liquida
3 huevos
Sal y pimienta




En cuanto a la masa quebrada podemos comprarla hecha ya o hacerlas nosotros, si es así necesitaremos lo siguiente:

150gr de harina
90gr de mantequilla
Sal

Preparación de la masa quebrada:

Ponemos la harina sobre la encimera en forma de volcán y encima la mantequilla en trocitos.

Echamos en el centro un poco de sal y 2 ó 3 cucharadas de agua tibia y amasamos hasta que la pasta esté ligada (no se debe trabajar demasiado)

Le damos forma de bola y la dejamos reposar envuelta en papel film unos 15-30 minutos.


Preparar la Quiche:

Empezaremos engrasando con un poco me mantequilla el molde y después lo enharinamos. Forramos el molde con la masa ajustándolo bien a las paredes y lo pinchamos con un tenedor para que no hinche. La cocemos unos 8 minutos a 180 grados en el horno ya precalentado.


Pasamos a empezar con el relleno. Cortamos el bacon en trocitos pequeños y lo freímos ligeramente sin aceite.

Batimos los huevos y los mezclamos bien con la nata y el queso rallado. Salpimentamos al gusto. Le incorporamos el bacon teniendo en cuenta que quede bien repartido y ya solo queda verterlo en la base de masa quebrada y hornearlo de 15 a 20 minutos hasta que esté cuajado.


Y ahora lo más importante de todo. Prestad atención que esto es el kit de la cuestión. Tenemos que servirlo y disfrutarlo!!


Espero que os guste y si os animáis a hacerlo enseñárnoslo ya sea por Facebook o Instagram porque nos hace muchísima ilusión.




Feliz semana y a disfrutar :D