martes, 9 de febrero de 2016

Casadielles

Buenas! Martes de nuevo y encima hoy es un martes muy especial es martes de carnaval. Y por ello hoy os traigo una receta típica de carnaval aquí en en Asturias, aunque alguna gente también las come en Navidad, depende un poco de la zona. Pero se coman cuando se coman lo que si esta claro es que es uno de los postres bandera de todo asturiano. 
Ingredientes:
Masa
  • 100 ml vino blanco
  • 50 g de mantequilla derretida
  • 50 g de aceite de oliva
  • 50 g de manteca de cerdo a temperatura ambiente
  • 2 yema de huevo
  • 1 cucharada de postre de sal
  • 1 cucharada de postre de levadura Royal
  • 400 g de harina normal (tamizada)


Relleno
  • 200 g de nueces
  • 80 g de azúcar blanco
  • 5 cucharadas soperas de anís
  • 4 cucharadas soperas de agua



Comenzamos haciendo la masa ya que deberá reposar dos horas antes de hacer las casadielles. En un recipiente mezclamos el aceite, el vino y la sal, lo batimos con unas varillas. Después añadimos la levadura, las yemas, la mantequilla derretida y  la manteca a temperatura ambiente y seguimos batiendo.Por ultimo añadimos la harina poco a poco, debemos conseguir una masa blanda y fácil de amasar pero que no se pegue.
Extendemos la masa con un rodillo (hasta obtener un grosor de 1cm).



Doblamos la masa a la mitad y volvemos a doblar a la mitad de nuevo de forma que nos quede un cuadrados. Estiramos la masa y repetimos 3 veces la misma operación. 
Una vez hecho esto doblamos la masa, cubrimos con un paño húmedo y dejamos reposar en un lugar fresco durante 2 horas.
Mientras, vamos haciendo el relleno. Trituramos la nuez, le añadimos el azúcar, el anís y el agua poco a poco e integramos todos los ingredientes. Guardamos en la nevera mientras reposa la masa.
Una vez pasadas las dos horas extendemos la masa con ayuda del rodillo dejandola lo mas fina posible (1/2cm aprox). Cortamos la masa en cuadrados lo mas iguales posibles, En cada cuadrado ponemos una tira en el medio de relleno de nuez y doblamos los extremos hacia el centro. Cerramos los extremos presionando con un tenedor, de ahí que queden las rayas características de las casadielles. 
Aromatizamos el aceite, para ello lo calentamos con un par de ramas de canela, una estrella de anis y la piel de una naranja.
Quitamos del aceite aromatizado la canela, el anis y la cascara de naranja. Volvemos a calentarlo y freímos en él las casadielles, poniendo primero hacia abajo la parte donde se junta las dos partes de la masa, para que se sellen.
Una vez fritas las vamos colocando sobre un papel absorbente durante unos minutos.
Metemos las casadielles en un plato en que hemos puesto abundante azúcar para que queden “rebozadas” y listas para servir.