lunes, 25 de enero de 2016

Reto Alfabeto Dulce VII: Biscotti de uvas pasas y nueces

Vuelve a ser día 25, ya ha pasado un mes desde navidad… una tristeza.. pero os traemos otra edición del Reto Alfabeto Dulce. En este caso damos la bienvenida a las uvas, ya lo hicimos para recibir al 2016 y ahora lo hacemos para recibir este año de nuevos retos.

Cuando mi compañera me dijo que este mes tocaban uvas fue como encender una bombilla en mi cerebro y literalmente le llene el WhatsApp de ideas, a ella no le gustan las uvas pasas, que es con lo que vamos hacer esta receta, así que yo di rienda suelta a mi imaginación y a la cantidad de recetas que tengo en el tintero que me apetecen hacer y de ahí surgieron estos Biscotti, un dulce italiano, muy típico en la zona de la Toscana. Informándome un poco más descubrí que la receta original es de almendra y que recibe si nombre “biscotti” por el hecho de que se hornea dos veces, es decir, “bis-cotto, cocido dos veces.

Ahora mismo veréis de lo que estoy hablando, aquí os dejo la receta.



INGREDIENTES:
120 gr de uvas pasas
60 gr de nueces
110 gr de mantequilla
100 gr de azúcar
160 gr de harina
6 gr. de levadura química
1 cucharadita de esencia de vainilla
2 huevos



PREPARACIÓN:
Empezamos blanquendo la mantequilla con el azúcar, esto quiere decir que lo integramos hasta que queda una crema suave. Después añadimos los huevos y la esencia de vainilla y no paramos de batir hasta que esta todo bien incorporado. Con un tamiz o un colador tamizamos la harina con la levadura y vamos amasando hasta que queda una masa bonita y suave. Este será el momento de echar las uvas y las nueces. Si nos gusta podemos añadir otras frutas o frutos secos como orejones, arándanos, avellanes.. podemos hacer mil tipos de mezclas según nuestros gustos.

En una bandeja de horno forrado con papel dividimos la masa en dos y formamos como dos panes planos. El truco para darle la forma sin que sea un desastre es enharinar un poco la espátula con la que estamos trabajando y así no se nos quedará pegado.


Con el horno precalentado a 180 grados metemos la bandeja y lo dejamos 25 minuto. Después lo dejamos enfriar una media hora para poder cortarlos en panecillos de 1 cm. más o menos. Los colocamos por la bandeja y lo volvemos a meter al horno por unos 15 minutos o hasta que estén doraditos.

Esto es todo amigos, espero que os animéis a probarlos. Yo definitivamente probaré otras combinaciones :D



Aiss y ahora estoy ansiosa por ver las recetas de los demás blogs amigos que participamos en este reto. Pero bueno la espera se hace mas amena atacando la caja en la que tengo guardados a mis amigos con uvas y nueces.


¡¡Feliz comienzo de semana!!