lunes, 26 de octubre de 2015

Huesos de santo

Hoy toca una receta típica de principios de noviembre, exactamente de "todos los santos". 

Antes de empezar esta receta y para evitar posteriores sorpresas quiero decir que no voy a hacer los famosos huesos con tuétano, si esos que son un tubo de mazapán relleno de yema (u otros sabores). Y no porque estos me parezcan mejores sino porque primero Internet ya esta lleno de los de tubo y segundo en mi casa siempre se han hecho estos. Aclarado esto ¡Comencemos!



Ingredientes (para unos 50 huesitos)



  • 300g de almendra molida (a poder ser marcona)
  • 300g de azúcar glass
  • 2 ó 3 huevos (segun veais su tamaño)

Preparación:

Yo los he hecho de dos tipos de yema y normales por ello he divido las cantidades a la mitad (150 g de almendra y 150g de azúcar para cada receta)

Huesos tradicionales:

Mezclamos la almendra el azúcar y las claras de los huevos hasta obtener una masa consistente y un poquito pegajosa. Y ahora la dejamos reposar un poco.


Huesos de yema: 

Mezclaremos el resto de almendra y azúcar con las yemas y repetiremos el mismo proceso anterior.


¡Y ahora viene lo divertido! Darles forma de hueso, primero hacemos bolitas con la masa y luego las moldeamos de manera que se parezcan a pequeños huesos. ¡Et voila! Tenemos nuestros tradicionales huesos de santo.