martes, 13 de octubre de 2015

Apple pie

No se si os lo he contado alguna vez, pero mantengo una extraña relación con las manzanas (no os asusteis) no las soporto crudas, no me gustan nada de nada, pero en cuanto se acercan a la cocina se convierten en mi ingrediente preferido; en compota en tarta, en pizza, etc. Este mes nos han regalado una cantidad impresionante de manzanas y me moria por hacerlas de todas las maneras; pero al final me decante por una tarta.

Ingredientes

Para la masa
2 tazas y media de harina
1 pellizco de sal
225g de mantequilla cortada en dados
60 ml de agua muy fria.

Para el relleno
1 yema
1 cucharada sopera de nata
Kilo y medio de manzanas
1 chorrito de zumo de limon
50 gramos de azucar
1 cucharadita de canela
15 gramos de mantequilla

Lo primero que haremos sera preparar la masa, que usaremos de base y cobertura de la tarta. En un cuenco mezclamos la harina y la sal y luego añadimos los cubos de mantequilla muy frios, y con ayuda del estribo vamos incorporando la mezcla. No queremos que la mantequilla desaparezca por completo sino una masa arenosa con pequeños trozos de mantequilla.


A continuacion añadimos el agua y damos forma a la masa, debemos evitar amasar demasiado. Una vez que tenemos una mezcla homogenea dividimos la masa en dos partes iguales, cubrimos en papel film, y refrigeramos durante toda la noche a poder ser. (Tambien podemos dejar la masa hecha y congelarla para proximos usos)

Cuando la masa haya enfriado por completo, cogemos una de las dos mitades y con ayuda de un rodillo, y sobre una superficie enharinada, le damos la forma necesaria para cubrir la base de nuestro molde. Cubrimos el molde y refrigeramos mientras preparamos el relleno.

Mezclamos la yema del huevo junto con la nata y reservamos.

Pelamos y cortamos las manzanas, y las ponemos el un recipiente grande junto con el zumo de limón, el azúcar, la canela y la sal. Mezclamos bien hasta que todos los trozos queden cubiertos por el resto de los ingredientes.

Sacamos el molde con la masa de la nevera y llenamos con todas nuestras manzanas. Es importante ser generoso a la hora de llenar el molde, veréis que se crea una torre de manzana y parecerá demasiada cantidad pero creedme, es la cantidad correcta. Al hornearlas las manzanas reducen considerablemente su tamaño y si no llenamos bien la tarta, tras el horneado se quedará “hueca”.





Espero que la disfrutéis! !