sábado, 2 de mayo de 2015

Personaje del Mes: Gordon Ramsay (y su madre)

Aquí tenemos la segunda entrega del Personaje del mes. ¡Madre mía como pasa el tiempo! hace nada estábamos empezando y ya llevamos dos meses sin enterarnos.

Esta vez le toca a Gordon Ramsay. Le escogimos, en realidad no por el si no por su madre. Sabíamos que algún día le haríamos pero decidimos que sería ahora por un capitulo de su programa "Las mejores recetas de Gordon Ramsay" que sale cocinando con su madre.



En dicho programa cocinan un pastel de carne que es casi idéntico al que prepara mi madre y por eso este post en fechas del Día de la Madre va  dedicado a todas esas personitas que nos hacen los días más agradables y que sin ellas no seriamos lo mismo.

Metiéndonos ya en materia yo creo que casi todos le conocemos, pero... ¿cómo de bien? Parece un cascarrabias que solo grita y se enfada según "Pesadilla en la Cocina" pero en realidad no es así. Ya desde pequeño apuntaba maneras en deportes, sobretodo en fútbol, pero su carrera se truncó cuando se lesionó la rodilla. Otra cosa que le gustaba hacer era ayudar a su madre en la cocina, lo que acabó siendo su profesión. Tiene una familia preciosa y enorme, tres hijas y un hijo, los cuales aparecen de vez en cuando ayudándole en la cocina en el programa que os comentaba antes, por lo que no me sorprendería que alguno de ellos acabase siendo como el, en especial la pequeña, Tilly.

De todos es sabido que es un gran Chef y más teniendo 16 estrellas Michelín, que se dice pronto... Además es dueño de varios restaurantes, más bien de un imperio de restaurantes. Y fue condecorado por la Reina Isabel II con la Orden del Imperio Británico en 2006. En resumen que parece que ha tenido un vida más bien corriente, ¿no?

Por otra parte, y la otra protagonista de hoy, es su madre, Helen Cosgrove. No tuvo un buen comienzo el la vida ya que quedó huérfana de madre en el nacimiento de su hermana menor, y su padre tuvo problemas con la bebida, por lo que tuvo que ir a una casa de acogida. A la edad de 17 años se casó con el padre de Gordon Ramsay y la cosa no mejoró ya que sufría maltrato, el cual aguantó durante muchos años. Sin embargo hoy en día es una mujer orgullosa de su hijos, fuerte y trabajadora, ya que aunque estar jubilada le encanta colaborar en comedores sociales y en un centro de educación especial. Es un modelo de mujer que salió hacia adelante y crió a sus hijos mas bien sola en un hogar roto. Así que este post va por todas esas madres que pueden con todo y salen adelante, porque no hay madre en el mundo que no se merezca todo el amor que podamos darles :)

Y ya no me enrollo más y paso con la receta porque madre mía cuando me pongo no paro jaja

Esta receta es una de las favoritas de mi hermano, que la probó una vez y le gusto tanto que le pidió a nuestra madre si podría hacerla ella, y hasta hoy que seguimos comiéndola.

La verdad es que llena bastante o eso me parece a mi, por eso lo comemos como plato único y sin ningún acompañamiento, pero bueno siendo sinceros no es que hagamos comidas muy complicadas para nuestro día a día.

Es super sencillo

y con muy poco se salva una comida y quedamos totalmente satisfechos. Ahí va el paso a paso.

Ingredientes para 3 personas
500-600 gramos de carne picada
½ cebolla
Aceite
Ajo en polvo y perejil
1 pastilla de Avecrem
Un chorrito de Coñac
3-4 cucharadas de salsa de tomate
Puré de patata
Queso en polvo
Queso para gratinar

Preparación:
Picamos bien la cebolla y la ponemos a pochar con un poco de aceite en una sartén. Una vez en su punto añadimos la carne picada y le echamos ajo en polvo, perejil y una pastilla de Avecrem. Revolvemos para mezclarlo bien y dejamos que la carne coja color.

Cuando ya tengamos la carne bien desmenuzada y de un color marrón clarito le añadimos un chorrito de Coñac y lo dejamos reducir a fuego medio-bajo.

Una vez la carne lista le añadimos la salsa de tomate, mezclamos bien y lo pasamos a una fuente de horno. Aunque yo esta vez no pude echarle el tomate porque no tenía.
Ahora preparamos un puré de patatas, en mi caso es un puré instantáneo pero cada uno puede preparar el que más le guste. Cuando ya lo tengo hecho le añado queso en polvo y lo mezclo todo bien.

Cubrimos la carne picada con el puré y después le echamos una capa de queso para gratinar.

Lo metemos al horno hasta que el queso esté gratinado y tenga una costra tostada y riquísima.




Ahora ya sabéis, solo queda disfrutarlo un día en familia y en el que tengamos mucha hambre.

Feliz fin de semana y a darle achuchones a nuestras madres, aun que es algo que hay que hacer día tras día eeeh ;)

¡A disfrutar!