martes, 5 de mayo de 2015

Millionaires Bars

¡Otra vez martes! Y como ya sabéis eso significa que volvemos con otra maravillosa receta. Ésta la conocimos un día mientras merendábamos en una cafetería con aires americanos y nos encantó. Pero la chica que trabajaba allí se había equivocado al poner los cartelitos con el nombre y vivimos engañadas durante siglos creyendo que se llamaba Nanaimo (Aquí la receta de esta barrita canadiense: http://www.canadianliving.com/food/nanaimo_bars.php). 
Al no saber el nombre de verdad fue una autentica lucha encontrar el suyo, pues en la famosa cafetería no volvieron a tenerlos jamás. Aunque sabía como se hacia, pues era muy fácil, quería consultar la receta original, hasta que un buen día mientras visitaba "onceuponachef.com" me encontré con que habían hecho un concurso para seleccionar la mejor receta de millionaires (http://www.onceuponachef.com/2013/12/chocolate-caramel-shortbread-squares-a-k-a-millionaires-shortbread.html) y al ver las fotos vi que era es barrita que llevaba meses buscando y pude ser feliz.

Pero bueno no me enrollo más y aquí os dejo mi receta.


Ingredientes:

Para la base: 

  • 350g de harina
  • 250 g de mantequilla
  • 150 gramos de azúcar.
  • 1 huevo.
Capa de caramelo:

  • 1 lata de leche condensada (750ml)
  • 100 gramos azúcar moreno
  • 100 gramos mantequilla
  • Mucha paciencia para revolver

Capa de chocolate:
  • 300 gramos de chocolate nestle postres
  • 50gramos de mantequilla (para que quede brillante)


Preparación:

Pre-calentamos el horno a 180º. 

Lo primero que haremos es la base de galleta, para ello batimos la mantequilla en pomada con el azúcar, cuando lo tenemos bien mezclado añadimos el huevo. Cuando veamos que está todo bien integrado comenzaremos a incorporar la harina, que deberemos haber tamizado previamente. Amasamos hasta conseguir una masa homogénea. Una vez que tenemos lista la masa la agregamos sobre un molde previamente engrasado y lo horneamos todo hasta que la galleta empiece a dorar, entonces la sacamos y reservamos.

Lo siguiente que haremos será la capa de caramelo, ésta es sin duda la que més tiempo va a llevarnos, pues queremos conseguir una capa con una cualidades semejantes al dulce de leche. 
En un cazo ponemos la leche condensada, el azúcar y la mantequilla y llevamos al fuego. Es muy importante no parar de remover ni un instante pues de lo contrario podría pegarse y quemarse. Una vez que tenemos la consistencia deseada (es decir dulce de leche), lo vertemos con mucho cuidado sobre nuestra galleta y dejamos enfriar.

Para hacer la última capa deberéis esperar a que el caramelo este frió y haya endurecido pues de lo contrario se os mezclarían. 

Fundimos el chocolate con la mantequilla al baño maría. Una vez derretido vertemos sobre la capa de caramelo. Y dejamos enfriar.



Una vez frio cortamos en cuadrados o barritas y ¡A disfrutar!